Amor de lejos…Casi imposible

Amor de lejos…Casi imposible fue lo que respondí cuando un amigo me dijo que se iba a otro país. Hubo un tiempo y creo que todavía lo hacen de buscar lugar en otros lados del mundo, buscando un mejor porvenir económico para dar una mejor vida a su familia. Ese tema de la vida fue y es parte de muchas distanciasiones entre los que integran los grupos familiares.

En esto hubo de todo incluso una forma de cómo estar con un amor imposible sin que nadie se dé cuenta. En mis tiempos de asesor de bienestar social, conocí a un cliente que hizo hasta lo más increíble para poder irse a España, el cual fui el fiador para los gastos los cuales quedaron respaldados por su esposa, que en cierta forma también se ganaba su dinero.

Amor La esposa conversó conmigo sobre el tema cuando aun no sabía que su esposo tenía planeado hacer el viaje, por lo tanto le dije lo que pienso y eso es “Amor de lejos…Casi imposible” pero ella alegaba que su esposo jamás de los jamases le iba a traicionar estando lejos, ahora ¿En qué se basaba? Pues que el dichoso y amoroso esposo ya la había estado calentando las orejas con cantos de sirenas, incluso uno que otro sereno en las madrugadas.

En total estaba encantada. A pesar de que expliqué los riesgos y no porque tenía experiencia sí no por razonamiento lógico, pero no le importó y le entregué el dinero para el viaje. El envío de dinero para sus hijos fue rápido pero a medida que iba avanzando el tiempo se alargaba cada vez más.

Casi cerca de un año y ya no mandaba dinero incluso a mí ya me estaba haciendo ojitos la anegada esposa del viajero, ¿Si recibí mi dinero de apoyo? Nada que ver y eran 1200 dólares de ese tiempo (15 años) el caso es que la esposa sospechando algo me pidió dinero para el viaje y yo le di confiando que si regresaba.

Llegó el día del viaje y se fue con las recomendaciones de ley que le hice y eso era que, en el momento que decide hacer la travesía tiene que ir preparada a todo lo que venga y estar dispuesta a no reclamar, puesto que va con el fin de arreglar algo y no de terminar de dañar lo que supuestamente hay.

Cuándo llegó lo primero que hizo fue buscar al malvado de su esposo pero cómo no tenía dirección de la casa se las ingenió para llegar a ella, (Ya saben por qué el Diablo no hace tratos con una mujer) estando en el lugar no podía dar con el paradero de su esposo incluso llevaba una foto de él (fatal error) y por más que hacía nadie le daba señal.

Un día alguien de una tienda dice “Vea por aquí no hay una persona cómo la que señala pero, hay alguien que se parece pero no puede ser” el caso era que la persona que se parecía tenía pintado el pelo de amarillo yema y vivía con su marido en un departamento, o lo que llaman piso, ¿Tienen idea el rechazó de la señora al decirle que se parece y que es gay?

El destino estaba hecho y aparece el que se parece con pelo amarillo yema y marido de yapa y ¡Es él! ¿Pueden creer que este señor que utilizó mi dinero para supuestamente ir en busca de mejores días, lo que hizo fue es enamorarse de un español? Cuando me contó la esposa, ella se reía más que yo pero yo más por la sorpresa.

Está claro que cuando alguien deja su hogar sea este alquilado, prestado o comprado debe atenerse a las consecuencias porque, tanto cómo el que se va y el que se queda están expuestos a la soledad y que me digan  que se aman, eso es bien difícil porque amor de lejos…Casi imposible, la misma necesidad de hablar con alguien le da para mirar a alguien que está cerca.

En esto muchos se equivocan y se confían del supuesto amor porque si en verdad hubiera amor, todo se torna más tranquilo y las cosas se resuelven de lo mejor. Es verdad que con el amor no se come pero si hace que las cosas sean maravillosas dónde usted ve caos y cuando eso sucede entra el miedo, que precisamente hace que usted vea lo que no tiene.

Por lo tanto le hace tomar decisiones equivocadas, para terminar de peones en tierra ajena aun teniendo títulos académicos y hacen  lo que nunca quisieron hacer aquí, ¿Qué se gana más dinero? No lo discuto pero eso vale la pena cómo para ser maltratados y hasta ofendidos, incluso que para poder trabajar en la tierra hay que andar de pueblo en pueblo porque nadie le da un trabajo de oficina.

Algo muy irrisorio es que cuando viene aquí un extranjero va derecho a ocupar buenos cargos y le pagan el doble o el triple que a un nacional y de ser posible le ponen alfombra para que se sientan muy bien. Pienso que aquí y en cualquier país sudamericano se puede trabajar y hacer dinero, sólo es cuestión de querer hacer y dejar de lado los complejos para que cuando reciba los resultados vea a su familia unida y más por que el jefe de hogar está con ellos, más no ser partícipe de amor de lejos…Casi imposible.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *