Causas de la hiperactividad

Las causas de la hiperactividad pueden ser muchas y a veces pocas aunque siempre parten de una base. Muchos padres se asustan de que sus hijos son hiper activos incluso, llegan a perder el control al punto de que llevan a los inocentes hijos dónde especialistas, ¿Para qué? Pues supuéstamente para ser “Curados” de ese mal.

Por lo tanto el único sistema que conoce el especialista es drogándolo, esto supuéstamente es para corregir un mal que está acabando con la paciencia de los padres. Esto es lamentable porque nadie se preocupa de estudiar el problema desde afuera, al punto de poder ver que hay una posibilidad de que los que debieran ser drogados serían los padres y no los hijos, el punto es para que sepan que se siente estar sumido en un mundo irreal.

HiperactividadLos especialistas jamás se van a fijar si el problema posiblemente sea de los padres, ¿Por qué? Pues porque si es así ¿Quién pagaría las costosas consultas? Ya que nadie va a aceptar que está supuéstamente enfermo de la cabeza, al extremo de que si le dicen eso a un padre va a mandarlo a volar al dichoso especialista, por lo tanto no es rentable.

Hay mucha información sobre niños que son diagnosticados con el síndrome de trastorno de déficit de atención con hiperactividad, que dan sus testimonios sobre lo que sienten cuando están dentro del mundo que las drogas les crea en su mente. Ninguno de ellos da una afirmación de que les ayude en algo pero, sí de que les va mal incluso muchos llegan a sentir deseos de suicidarse.

Las verdaderas causas de la hiperactividad

Por mucho que se quiera encontrar a todos los culpables para que esto suceda, no se los puede encontrar porque aquellos están dentro del entorno del niño. Por raro que parezca pero el mejor escondite de los culpables es el mismo lugar de donde procede el niño, ahora ustedes se pueden preguntar, ¿Cómo es posible que el daño esté en el mismo lugar?

En este caso, los culpables aunque no lo quieran aceptar son los padres y seguido a las circunstancias que continúan por el resultado de la misma acción, es lo que desencadena la hiperactividad aunque en si no es malo como se lo quiera ver, ya que es resultado de una falta de atención y cariño de los más allegados.

Al comienzo nadie quería aceptar que los padres tienen mayor culpa en esto pero, el tiempo ha pasado y todo tiende a caer por el peso que eso conlleva. Ningún niño nace con hiperactividad pero si es fácil que lo adquiera, al menos en esto es posible cuando al niño ha pasado o está en proceso de algún malestar emocional.

En buena hora que esto es notorio cuando los adultos no soportan la actitud de la hiperactividad, puesto que es una alarma de que algo no está bien. El problema en esto es que a los llamados adultos, por ningún motivo llegan a pensar que algo podría estar mal en ellos y lo que hacen, es lanzar la pelota de la irresponsabilidad hacia el más débil como es a los niños.

Todo niño-a desde que nace ya tiene instalado programas mentales de percepción, por lo tanto, se da cuenta de todo lo que sucede a su alrededor, cómo es un ser muy pequeño no tiene la fuerza y voluntad de decir lo que siente, todos sabemos que si aquel niño quiere decir algo todos por lo general le van a decir “Cierra la boca” “No es cosa de niños así que camina por allá” en total no lo dejan expresarse.

Como no tiene con qué para que le escuchen, el niño utiliza otros medios que lo hace inconscientemente, y mientras más tiempo pase más notorio se va hacer, ¿De qué forma? Pues con la hiperactividad aunque el no sepa el proceso pero lo hace, por lo tanto su mente inconsciente lo que busca es que todo llegue a la tranquilidad con la atención que su dueño requiere.

Si tú como padre peleas delante de tu hijo con su mamá, si tú como madre le hablas mal de su padre a tu hijo cuando ya están separados o divorciados, si los dos se traicionan y el niño se da cuenta, si no le dan la atención que se requiere por estar trabajando pensando que la vecina es mejor compañía.

Si todos los allegados lo tratan cómo si el niño fuera un adulto que con actitud necia no quiere entender que su actitud no es la recomendable, si nadie quiere ver algo que para el niño es muy importante porque él lo hizo para que los llamados adultos lo vean, puesto que él quiere la atención de los que él ama. Si esto no es observado por alguien que en realidad tiene un interés por solucionar, pues tendrá la hiperactividad presente.

Todo esto solo por el hecho de que da lo que recibe que en este caso, como no tiene la atención de los demás su mente lo que hace es percibir por su cuenta, con la diferencia de que quiere hacerlo todo la mismo tiempo y cuando lo ha hecho se aburre, por eso que siempre está en todos lados y no para así no más.

Esto no entienden los adultos ya que si un hijo llega a ser hiperactivo lo tildan de enfermo pero viéndolo de buen lado se debe tomar como algo normal, lo único anormal es la falta de paciencia al menos si tienes que corregir lo anotado anteriormente, lo debes hacer y entender la actitud que fue adoptada por los actos de sus progenitores.

Es esencial tener paciencia y si no la tienes pues debes crearte una forma de sentir lo que podría estar sintiendo tu hijo al no tener la atención que debe tener, solo así podrás entender que la paciencia es aparte fundamental de un acto de amor hacia el que no pidió vivir, porque esa fue la decisión de los dos y no de él. Pon atención a las causas de la hiperactividad.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *