Cómo elegir un empleado

En un artículo anterior ya mencioné lo que es un negocio y un trabajo, pues bien, ahora les voy a explicar cómo elegir un empleado y me refiero exclusivamente a los más cercanos, por lo tanto hay que tener mucho cuidado cuando se lo hace.

Primeramente tiene que tener en cuenta que un empleado es un empleado y nada más. A un empleado se le paga su sueldo, jornal o como lo quieran llamar, en todo caso ya depende  como queden de acuerdo con el pago.

Elegir un empleadoMire fijamente a los ojos cuando diga el valor de pago, pero siempre de la forma por lo más natural que lo pueda hacer. El valor de pago depende si no hay regulación con los sueldos, en todo caso nunca titubee.

Hay una regla de oro y esa es “No amigos ni familiares” aunque parezca contradictorio de pensar, que los amigos y los familiares son los mejores empleados, eso es mentira.

El tener familiares en los negocios o trabajos sólo funciona, si son ellos los que invierten dinero por lo demás es casi imposible. En el mundo hay pocas familias que integran los negocios o trabajos de manera muy efectiva, para eso, ellos cumplen con algo básico.

Lo básico es que hay respeto y si hay respeto se tiene todo, incluida la disciplina y organización. En cambio, los amigos y familiares piensan que porque hay la relación pueden hacer lo que les viene en gana, empezando por llegar tarde.

Sin dejar de lado, que se toman la libertad de decidir si hacen o no lo que se les encomendó. Esa clase de actitud es mala consejera para cualquier empresa  que se quiera abrir paso en el mundo de los negocios.

Ahora si de todas maneras usted quiere contratar a un amigo, tiene sus advertencias. Un empleado es un empleado, no lo olvide.

Recuerde que en el primer momento que pisa su local de trabajo, y va a recibir dinero por su labor, desde ese momento dejó de ser su amigo, hijo-a, sobrino-a o cualquiera que sea su parentesco familiar o rango de amistad.

Cuando usted contrata, lo hace a un empleado y nada más. Es un poco incomodo el trato para un empleado siendo su amigo o familia, pero alguien lo tiene que hacer, por lo tanto siéntase feliz, que sean ellos los que trabajan.

Lo mejor de esto es que sea usted y no ellos los que dan las ordenes y si hace las cosas como deben ser, los días de éxitos llegarán sin demora, sabiendo cómo elegir un empleado.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *