Cómo maleducar a un hijo

Muchos confunden lo que es el amor  con el acto de maleducar a los hijos, hay una distancia abismal. Todos pasamos por la misma experiencia de ser hijo-a y pienso que más de uno, tienen que haber estado en la situación de tener o no lo necesario para poder pasarla bien, al menos mientras fueron niños.

Justamente es ahí cuando entra lo que para muchos es amor y para otros es maleducar, pienso que hay que pensar muy bien desde cuando se entiende por amor. El amar a un hijo significa que lo va a educar, cuidar, atenderlo y guiarlo aun a costa de cualquier cosa que se presente en la vida, pero muchos no es comprensible.

MaleducarLa diferencia está en que muchos padres incluidas las madres piensan que amar a un hijo-a es darle toda clase de atenciones, regalos, caprichos incluso a veces muy exagerados por el hecho de que los aman.

Hay hijos que se dan cuenta de la debilidad de sus padres y aprenden, gracias a ellos lo que deben hacer para conseguir lo que quieran. Incluso lo que hacen es muy inconsciente hasta que aprenden que si tocan “A” viene “B” así de simple.

Ahora, ¿Acaso los bebés no saben lo que tienen que hacer para que lo tengan en brazos? El que me diga que no, es un candidato a ser un simple mantenedor y no un padre. Todos tenemos la responsabilidad de hacer un estudio sobre los hijos.

El cual usted aprenderá como es el proceso de aprendizaje de su hijo-a, cuando ya sepa, usted sabrá lo que tiene que hacer o en qué momento le da un obsequio a su hijo, sin que esto sea mal entendido por él.

Hay hijos que también aprenden como es la función de sus padres, que llegan a ser simples personas dependientes. Algunos alcohólicos, drogadictos, mantenidos, vagos y todo porque saben que su papi les da todo lo que ellos quieren.

Conocí un caso de un señor que si usted lo ve parado en la calle, piensa que es un adolescente porque se para, habla y viste como un niño de 15 años y ya tiene 53, el papá tiene 75 y es muy rico (tiene mucho dinero).

Este señor creo que conoce todos los centros de atención para drogadictos del mundo y sigue igual, no hace daño a nadie pero es el ejemplo de los vividores, pienso que no hay otro igual.

Cuando le pregunté ¿Qué esperas de la vida? Me respondió que “Nada, sólo espero que mis papis se mueran para coger la herencia, lo chistoso de esto es que no sé cuántas empresas tiene en EE.UU.”

El caso con este señor es muy triste, sabe que los padres sufren por él y más porque dicen que no saben lo que pasará con su hijo cuando ellos no estén, ¿Hasta dónde se puede llegar con la mala interpretación de lo que es amar a un hijo?

Lo único que han hecho es maleducar a su hijo pensando que lo han hecho muy bien. Hay otro caso aunque este no es tanto, en lo que respecta a drogas pero si fuma de vez en cuando.

El padre de él tiene 84 y la madre 86 y ellos le han puesto lugares de trabajo o sea lo que se conoce como negocios, de todo tipo y nunca llega a más de seis meses en un mismo lugar, porque termina cerrando por aburrimiento.

El hijo de los señores padres es otro que está esperando que se mueran para coger la herencia, aunque no son de muchas posibilidades pero sí tienen algunos bienes e  inmuebles incluido un vehículo.

Ahora que ha pasado el tiempo, el papá se da cuenta el daño que ha hecho con el hijo de maleducarlo, sin embargo ahora que tiene 47 años le da hasta para que se vaya a divertirse. Pienso que todavía no se da cuenta que es un experto en cómo maleducar a un hijo.

Hoy que es 17 de Mayo del 2014 y a una distancia de más de 2 años que escribí este artículo, lo leí de nuevo y pienso que es muy importante el que sepan, algo nuevo de lo anterior.

Los dos padres mencionados ya fallecieron, el más adulto murió llorando lamentándose de la suerte de su esposa, al quedar en manos de su hijo. Este señor que lo conocí, sabía lo perdido que está su hijo incluso que es agresivo.

El otro señor dejó toda su herencia en manos de abogados extranjeros, con una sola cláusula, que el hijo debe demostrar que es capaz de ser útil para él y los demás, sino es así, no recibe nada, ¿El tiempo? Dos años. Ahora, ¿Cómo maleducar a un hijo? Es bien fácil, crea un inútil y verá.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *