Crear tu propia vida

Todo el tiempo vives rodeado de gente ya sea tu familia, amigos o el entorno el cual siempre te está diciendo que ignoras lo que debes hacer, por eso buscas a alguien que te diga qué tienes que hacer. Es ahí cuando debes crear tu propia vida, la vida es un proceso que dura mucho tiempo tomando su origen desde que nacemos, llegando a su culminación cuando dejamos de existir.

En el transcurso de la misma aparecen por lados insospechados entes que te dicen el plan de cómo vivir, creando así la ambición que entra en tu mente haciendo que sea parte de tu vida, es decir, ellos logran crear tu propia vida que en la realidad no tiene nada que ver con la que deberías tener, así de simple.

Propia vidaTodo esto empieza desde que somos muy niños que gracias a nuestros padres aprendemos a sentir la diferencia entre un niño y otro, ¿De qué forma? Pues con los obsequios hasta en la forma en que nos dicen las cosas, es de suponer que lo hacen porque nos quieren y aman de verdad pero hay otras formas de demostrar el amor a un hijo.

Desde muy pequeños aprendemos que somos especiales porque nos dan lo mejor que pueden darnos, sumado a la actitud de los adultos más lo que se empieza a ver en los medios  de comunicación terminamos por convencernos de que somos algo pero no alguien, al extremo que sí nos quitan lo que nos dan dejamos de serlo.

Cuando llegamos a la adolescencia estamos tan convencidos que no podemos soportar que nos aíslen por el simple hecho de que no usamos lo que dicta la tendencia, entonces se entra en una tonta competencia de quién está más en lo actual, sumergiéndose cada vez más en lo irreal.

Crear tu propia vida de una manera irreal

Cuando lo haces y desde luego que no estás pensando en si estás equivocado, tu vida gira en un circulo vicioso, ¿De qué forma? Pues que creces con la idea de que todo se basa en lo que tienes, llegando al colmo de que quieres más sin tener las bases de cómo hacerlo entonces, en el momento que te das cuenta de que la mayoría te ha pasado, se te crea la envidia.

Ahora cuando llegas a una edad de adulto con la misma ideología solo que ahora añades algo más como es el calificarse por lo que haces, entonces ya no solo es lo que tienes sí no también lo que haces y esto se convierte en otra competencia de querer conseguir posiciones porque mientras más alto estés más va a ser tu valía como persona.

Esto se convierte en problema después de que no puedes conseguir los anhelados lugares por lo que no puedes alcanzar ganar más dinero, al menos esto es un conflicto interno que hace que tu autoestima se desmorone. En el caso de que llegaras a tener esa posición que tanto persigues tu falsa realidad se hace mucho más grande.

Para completar los puntos que alimentan su irrealidad viene lo que eres, lo que eres pero basado en lo que los demás piensan de ti, hay casos de personas que han caído en este problema aun estando todavía en adolescencia, esta es una razón de que muchos tratan de ser popular en el lugar de estudios.

Ahora, si tu postura se forma en el momento en que ya estas en edad de adulto, lo que eres juega un puesto elemental para ti porque estás a expensas de lo que piensan los demás y no lo que tu crees de ti. Es fácil darse cuenta cómo una persona se molesta cuando alguien dice algo que para él no es lo adecuado, en el caso de su persona.

Esto es igual a cuando dicen que tu hiciste y dijiste algo de alguien, alguien se siente tan mal porque han tocado su sagrado nombre, toma en cuenta que el nombre lo haces con tu actitud y no por lo que tienes ni eres, por lo tanto, la actitud de aquel que se sintió ofendido es simplemente la de desquite aunque no sea físico pero posiblemente lo haga marginando con el látigo del desprecio.

El causante de todo esto

El único causante es el gigante ego, el yo superior, el maligno, el que no soporta que alguien esté delante aunque sepa que llegó primero. El ego es el que te dice todo lo malo que te puede pasar, hasta por un pelo, en este caso tú no lo puedes permitir porque sí no el ego te va a castigar mortificándote posiblemente haciéndote ver como un tonto.

Hay casos en que el ego te dice internamente que estás por encima de todo y si no lo ves así serás un cobarde, ¿Hay alguien que se sienta a gusto cuando le dicen cobarde? Pienso que la gran mayoría ha saltado eufórico porque nadie es cobarde aun tengan miedo, por eso es que cometen las más grandes estupideces en la vida.

El ego es tan fuerte que no te deja razonar y por esa razón una vez fui expulsado del colegio por el simple hecho de que me dijeron “Eres un cobarde sí no tiras el cohete al profesor” como tonto me creí tan valiente que lo hice y como nadie vio, acusaron a todos pero de nuevo ni ego en función “Yo no tengo miedo”  me paré y asumí toda la responsabilidad obteniendo con ello la expulsión.

En conclusión, hay que dejar que nuestra mente sea la que nos diga hacia dónde es el camino porque inconscientemente, sabe hacia dónde debemos ir. En esto hay una verdad pero deja de serlo cuando nos desviamos sugeridos por el ego y termina siendo una mentira. El mejor remedio para esto es empezar desde el comienzo dejando a un lado todo los errores que nos hace ser muy débiles como es: El egoísmo, la envidia, el odio, el rencor, la competencia por ser más que los demás sin importar pisotear a los demás. Toma mucha atención y empieza a crear tu propia vida.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *