Cuando el resultado es una sonrisa

Para aquellos que no saben lo que es cuando el resultado es una sonrisa.  Conocemos personas pero sólo de vista y pensamos en la mayor parte que llevan una vida nada despreciable, todo va bien hasta que de pronto algo se  cruza en el camino y el mundo que conoce cambia y lamentablemente para mal.

El primer pensamiento que le llega a la mente es que todo se ha perdido y por más que busque salida, no la ve y peor, en su interior siente que todo se comprime aunque no todos tienen el mismo proceso.

Una sonrisaSiempre habrá la sensación de compresión en su interior ¡Hay de aquel que sienta su compresión en la cabeza! Cuando ya han sentido que todo está perdido toman una fatal decisión.

Que en buena hora cuando su frecuencia de supervivencia está activada, algo se interpone en el camino llámelo como usted quiera, ya sea Ángel de la guarda, Dios, Energía, Espíritus o simplemente que se puso alerta, el sentido es el mismo.

En ese momento es cuando se da cuenta que puede haber algo en que confiar, con esto se activa su sistema de alerta, que sumado a la frecuencia le viene una imagen de alguien o algo, que le dirá cuál es el camino a seguir.

El único problema con esto es que tiene que ser bien observador, para que se dé cuenta a quien se le acerca. Lleva el caso que sin tener prevención, puede caer en las garras del fanatismo religioso y eso no es solución, ¿Por qué si se supone que es parte de Dios?

En este caso el que dice eso es el que está involucrado en la dirección, porque es su beneficio. La diferencia de esto es que la solución al problema sólo es imaginario. Piensan que el entrar en una religión, filosofía, doctrina, iglesia o cómo lo quiera llamar, ya está resuelto.

Por la supuesta salvación amarrado a una deuda de la muerte de uno por todos nosotros, al cual nunca lo han conocido. El punto es que tiene que tener mucho cuidado y con esto no digo que rechazo  la religión, lo que digo que no es el camino.

En esto cada quien es el dueño de su destino y sólo ustedes decidirán qué camino tomar. Hay otro punto, muchas personas cuando están pasando por síntomas descritos anteriormente, buscan ayuda en los especialistas y en eso estoy de acuerdo.

Ahora, ¿Qué pasa cuando no hay resultado? Pues siguen y siguen y siguen…siguen y ya saben el resto y siguen ¡Ya basta! ¿Por qué siguen entrando en el lugar en el cual han pasado meses o tal vez años y no han conseguido nada?

Lo único que han ganado es que su dinero desaparezca y algo adicional, tenerle fobia al lugar por lo aburrido del caso, en todo caso le toca buscar a otro y que dé en el punto exacto.

Ayer escribí sobre un caso en el cual estaba resuelto el 90% y que el 10% me estaba viendo la cara, dije además que ayer mismo terminaba y bien pues, hoy digo ¡Felicidades por el éxito! Ya que se llegó al fin de todo y si quedó algo es en un 0.5% que en la mayoría de los casos es el paciente el que da el toque final.

Tengo que reconocer que pensaba que ya lo sabía todo en lo que respecta, a los cambios personales pero no fue así. El hecho de haber pasado 7 días fue una verdadera tesis y me siento feliz, por haberme dado la oportunidad la persona que confió en mí.

Lo más grandioso fue el verla sonreír sin temor de nada. Ahora, para todos los profesionales o no que entren y lean esto, si su misión es ayudar cobren honorarios o no de pronto se dan cuenta que algo no funciona, cambien el sistema, porque la única forma de que se dé cuenta de que lo que ha hecho funcionó es cuando el resultado es una sonrisa.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *