Cuando el río suena piedras trae

Resulta que una vez mi padre me dijo: “Ten cuidado Roberto porque cuando el río suena piedras trae”, en eso no estaba equivocado. Cuando uno es muy joven y me refiero a plena edad en que uno se cree saber mucho, (25 años o tal vez más) uno piensa que nadie le puede enseñar, ¿Las razones? Pues porque todos están equivocados menos uno.

Es verdad que es molestoso que alguien nos venga a decir lo que está bien y lo que no, en peor caso cuando es alguien a quien se conoce que pueden ser los más cercanos cómo la familia. En este caso él adulto como es el padre o la madre actúan de una forma cómo si fuera la consciencia de cada hijo-a.

El río suenaEn mayor de los casos el hijo-a hace hasta lo imposible por no escuchar y no porque no quiera, lo que pasa es que dentro de la mente de cada individuo hay algo que le dice lo que en realidad debería hacer pero, en esto hay un pequeño problema que en sí es chico pero los resultados son gigantes, que en mayor caso el perjudicado es el que lo porta.

Los padres tenemos un sexto sentido que en especial funciona sólo con los hijos, aunque hay momentos que también funciona fuera de ellos es decir, con personas particulares pero eso son dones especiales. Los hijos tienen los mismos dones que los padres con la diferencia que ellos lo reciben en códigos, que en mayor parte son mal interpretados.

La mala interpretación es lo que ocasiona los problemas de los hijos-as, problemas que ellos no lo toman como tal porque creen que saben lo que hacen, hasta que la soga empieza a apretar su cuello. La mente de todo ser es muy poderosa y se da cuenta que el mensaje que le da, no está interpretado cómo se supone que debe ser.

Por lo tanto la mente toma una posición de ayuda por decirlo así ya que no sabe si lo que hace está mal o bien, lo único que sabe es que el código no está funcionando cómo se debe por lo tanto, le da a su portador otros tipos de mensajes que hace que usted o yo dude antes de hacer algo, porque siente que algo le dice que está mal lo que piensa hacer.

En este caso la mayoría son “Sabios” que no pueden perder el tiempo en tomar atención a un “Simple mensaje” y lo único que hacen, es seguir haciendo lo que están haciendo. Como ya sabe que el resultado de esto es un error tras otro pero la persona que está metido no lo ve así. Su mente se pone alerta y hace que su sentido visual junto con el auditivo funciona más rápido que antes.

A eso se debe que cuando alguien se da cuenta que algo está mal y de pronto ve la solución en una conversación ajena que incluso él no está incluido. Cuando el río suena piedras trae es un clásico ejemplo de cuando usted recibe información de cualquier forma, ya que todos escuchamos que el río suena pero rara vez nos damos cuenta de que trae piedras.

Esa es la ventaja de tener más edad porque con el tiempo nos damos cuenta que el río puede sonar si hacemos algo que no se debe, por la sencilla razón de que a veces trae piedras muy grandes, ¿El resultado de esto si no hacemos caso? Pues el lamento y hasta el arrepentimiento eso sin contar lágrimas y dolor.

Aunque no es fácil darse cuenta pero si lo practica es muy sencillo. Siempre cuando alguien va a dar un paso, hay momentos en que se queda cómo ido por unos cuantos  segundos, es tan poco que no le damos atención, pues ese es el momento en que se debe meditar muy bien lo que piensa hacer porque, su mente le está dando el mensaje de alerta o cómo lo pueden llamar, Ángel, sexto sentido, espíritu, Dios pero es igual, le está dando el mensaje de que pare por lo tanto, tome atención de que cuando el río suena piedras trae.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *