Cuando era una víctima

Así es señores, cuando creía que era una víctima el mundo se pone patas arriba, nada está en su punto y todo es injusto. Yo no creo que alguien no haya estado en las mismas circunstancias, al menos el 98% de personas a nivel mundial han pasado por algo parecido.

Sentirse víctima de los acontecimientos que han sucedido en su vida, no es porque uno lo quiere. Todos los problemas que nos acontecen al menos en su mayoría, son porque nosotros los atraemos.

Nadie es víctimaNada viene por el azar, al menos lo que está relacionada con su persona directamente, inclusive porque estoy seguro que los efectos colaterales con el cual usted sale afectado, tiene que ver por la parte negativa que tiene en su interior.

Desde luego que funciona como un imán que atrae a los metales, sólo que en este caso son problemas que vienen hacia usted. Hace unos 20 años atrás pensaba que las personas eran en su mayoría malas y por lo tanto uno tenía que estar siempre a la defensiva ¡Fatal error!

Ahora ¿Por qué esa forma de pensar era un error?  Pues cuando uno más tiene miedo a que le pase algo pues eso mismo es lo que le pasa. En esos momentos uno ve la vida de una manera muy diferente y se deja llevar fácilmente por el común del pueblo.

Si el pueblo decía que “Están robando que da miedo” uno repetía exactamente lo que oía sin siquiera investigar ¿Dónde era que estaban robando?  ¿Qué era lo que robaban? ¿Acaso la víctima del robo estaba en algún lugar que no debía?

Sin dejar de lado, ¿Quién quita que tal vez se quedó dormido por estar borracho? Entonces uno pasa a ser parte del mal que envenena a los demás. De la misma forma, como nos acostumbramos a decir lo que otros dicen así mismo aprendemos a ser negativos.

No hacemos nada por evitar. Dicen que cuando cae un mal viene el otro atrás y es más seguro que viene acompañado. No voy a negar, fui uno de esos personajes que pensaba que uno siempre era víctima de las consecuencias de los demás.

Pero tuvo que sucederme algo muy malo pero al mismo tiempo, pienso que si no hubiera sucedido las cosas de esa manera, no hubiera hecho caso a que uno decide el camino y que no es víctima de nadie, a menos que uno mismo lo quiera ¿De qué forma?

Pues siendo destructivamente pesimista, ya que he comprobado que es el camino más fácil y rápido, para llegar a ser la victima de todos y lo que es peor, ser víctima de uno mismo y de ahí es difícil salir, por ser usted mismo el carcelero.

Créanme porque esos fueron los resultados que obtuve cuando creía que era una víctima. Lo mejor que se puede sacar de algo así es que se aprende de la forma más ruda, ya que no hay otra opción.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *