Cuando no se sabe es como que no se ve

Esto es una verdad en palabras mayúsculas porque cuando no se sabe es como que no se ve, al menos lo puedo afirmar ya que lo comprobé  en persona. Justo cuando cumplía un año en la red con mi blog “Perdiendo el miedo al éxito” tuve la brillante idea de dizque arreglar algo que me estaba molestando en mi blog.

La molestia era por un mensaje que me salía en mi escritorio, “Error en el feed” decía en las primeras palabras, en este caso me llamó la atención porque ya leía por ahí que había ciertos errores en la actualización de wordpress.org, al menos pensé que el error era de mi blog por lo tanto, pensé en “Arreglar el percance”.

No se sabeNunca pensé que al romper una de mis enseñanzas la cual dice que antes de hacer algo primero vaya a la fuente, por lo tanto si yo quería arreglar algo del blog tenía que preguntar a alguien que sepa pero no lo hice, la verdad es que pensé que no era complicado y que con unos cuantos click se podía arreglar lo que sea que me ocasionaba el mensaje.

Sin pensarlo más puse manos a la obra sin darme cuenta que el verdadero problema estaba en que yo no sabía que era lo que iba hacer, ahora entré en la base de datos que está en el hosting el cual me da el servicio de alojar mi blog, iba de aquí para allá sin saber que era lo que estaba desencadenando el dichoso mensaje.

El tiempo pasaba y como me sentía como bebé en supermercado que no sabía para dónde ir, opté por entrar por ftp y se me ocurre la brillante idea que después me di cuenta que fue la peor burrada que podía haber hecho, aunque en ese momento fue lo mejor entonces, se me ocurrió actualizar la carpeta wp-content sólo que primero la borre y después la actualicé, fatal error.

Como el resultado de esto fue que mi blog lanzó otro mensaje y gracias a mi ignorancia seguí rompiendo la regla fundamental de ir a la fuente, hice otra brillante maniobra que terminó por eliminar por completo mi blog, claro que para esto salió otro mensaje que para muchos era confuso por no tener sentido.

El dichoso mensaje que me decía que ya estaba jodido:

Warning: require(/home/miyamoto/public_html/blog/wp-includes/classes.php) [function.require]: failed to open stream: No such file or directory in /home/miyamoto/public_html/blog/wp-settings.php on line 68Fatal error: require() [function.require]: Failed opening required ‘/home/miyamoto/public_html/blog/wp-includes/classes.php’ (include_path=’.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php’) in /home/miyamoto/public_html/blog/wp-settings.php on line 68

 

Ya cuando me vi perdido recién empecé a  buscar ayuda, como dije para muchos no tenía sentido y ni siquiera figuraba en los datos de mal funcionamiento que daba wordpress, hasta que un día encontré una página que son expertos en worpress pero es de Europa y para el colmo el que me contestó fue un hindú.

Ahora este amigo que muy amablemente me respondió me dijo que el dato de error estaba mal ya que no existe el archivo classes.php y que debía de cualquier forma hacer que salga ese .php para que el sistema reconozca y pueda ingresar a mi escritorio, aunque de nada servia ya que yo por mi torpeza borre todo lo que estaba en la carpeta content y eso significa todo el contenido.

He aquí que uno sienta precedente de torpeza porque cuando no se sabe es como que no se ve. El caso es que busqué la bendita carpeta classes.php y nada que ver con su existencia, en pocas palabras yo no sabía ni en dónde estaba parado por lo tanto mi trabajo de un año, escribiendo todos los días con un saldo de 385 artículos, 695 comentarios y el trabajo de mantener al blog en condiciones, se fue para la basura y yo me encargué de eso.

Busque soluciones en datos primero en el hosting pero los señores parece que no saben que también existimos los latinos y que nuestra lengua es por causa el español, por lo tanto quieren que uno se comunique con ingles y fluido porque simplemente te dicen que no entienden al menos por intermedio del traductor. Cansado de buscar ayuda decidí dejar que todo se vaya al demonio.

Un día me desperté en la mañana y pensé que no podía culpar a nadie y que posiblemente esto que me estaba pasando era para saber que tanto de fuerza de carácter, personalidad y que no queda más de conocimientos podía adquirir por el hecho de empezar de nuevo, ¡Empezar de nuevo! Sólo de pensar en mis artículos me dio dolor de cabeza pero dije “Que mierda, empiezo de nuevo y qué” en ese momento se me quito todo el malestar que tenía.

El mismo hecho de aceptar lo que estaba pasando y que todo tiene solución estaba cumpliendo con algo que enseño y eso es la resistencia, no hay que poner resistencia a los percances porque se hacen fuertes y pueden ganar nuestra voluntad de seguir adelante. Ha pasado 64 días desde el día que empecé y ya estoy operativo, incluso he recuperado mis lugares que había perdido en google. ¿Que si aprendí lo que predico?

Claro que sí y ahora si no lo sé primero pregunto y al que sabe como hacerlo, no al que tiene experiencia ya que por coger experiencia es que caí en dónde caí. Parece mentira pero siempre he tenido la precaución de  preguntar pero esta vez no sé que fue lo que pasó, lo único que sé es que cuando no se sabe es como que no se ve.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *