Qué hacer cuando recibimos

Qué bien que se siente cuando recibimos y mucho más cuando menos lo esperamos. Muchos dirán que cualquiera puede recibir, claro que sí, pero recibir algo espontáneamente es mucho mejor, porque usted no lo ha pedido. Simplemente se lo dan porque les nace, en cambio, cuando usted recibe y sabe por qué, eso es totalmente dentro de lo normal.

Ahora ¿A qué me refiero con dentro de lo normal? Pues es algo sencillo, cuando digo “Dentro de lo normal” me refiero a que cuando usted recibe es porque usted dio algo, llámese cualquier cosa sea un artículo, mensaje, consejo, saludo inclusive un abrazo o un beso, lo que sea, en este caso no hay distinción que diga “Ah… esto no”

ReciboEntonces existe lo que se llama compromiso o deuda, ya que cuando la persona que recibió lo que usted le ha dado, como dije cualquier cosa, se siente en compromiso de devolver el gesto “De buena voluntad” porque usted también la tiene, así como esa persona le dio.

Ahora ¿Cómo diferenciar entre la deuda o compromiso del que no lo es? Bueno en este caso les digo lo que yo siento y veo, por lo que me ha dado cuenta, en general cuando usted recibe algo, siempre sabrá quién se lo dio y porqué y ahí está el detalle.

Cuando la persona que le da sea por cualquier cosa, le recalca o le dice “Mira que lo estoy haciendo…”  “Yo te voy a ayudar…” O “Si no fuera por mí…” Sea la forma como se lo diga pero le hará sentir que él es el salvador, pues en ese momento se ha creado la deuda.

Esto aunque le diga “No te preocupes…” pues es ahí cuando si se debe preocupar y páguele lo más rápido, porque aunque le parezca mentira con el tiempo se hace más grande (en sentido figurado) y aunque nunca le digan, usted sentirá que le debe y eso es bien feo.

Un pequeño detalle, cuando pague su deuda hágalo de la manera más sutil, de ser posible que no se dé cuenta, de esa forma se sentirá tranquilo más con usted mismo que con el. Ahora cuando usted recibe algo y no sabe de quién o por qué y en especial, de personas que ni siquiera conoce, es porque usted a dado algo sin interés de algo.

Es decir, cuando usted da o hace algo por alguien, sin miramiento ni espera que le devuelvan el favor, en ese momento usted entra en una ley de dar y recibir, pero para que esta ley se cumpla a rajatabla tiene que ser algo natural o espontaneo y no calculado, porque si lo hace con interés, espere sentado porque se va a cansar y no llegará lo que espera. ¡Qué bien que se siente cuando recibimos!


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *