Cuando se habla de éxito

Es muy bueno cuando se habla de éxito y en cierto modo es hasta muy enriquecedor, claro que eso depende de quién es el que da el mensaje, tenga en cuenta que hay las personas que se jactan de lo poco que hacen.

También hay las que levantan pecho por lo que hacen otros que están muy cerca de su entorno familiar. En ese grupo también están los que buscan un momento apropiado para decir lo que se han ganado en el día.

Hablar de éxitoEsto aunque saben que todos saben que él si gana dinero en su trabajo, pero el gusto es decirle a alguien en especial, ¿Las razones por lo que haría eso? Las Razones  pueden ser dos, claro que es lo que me he dado cuenta.

Una de ellas es porque quiere que esa persona esté bien segura de que sabe el poder económico que tiene el que se lo dice, en cierto modo es cómo que pide más respeto aunque su actitud conscientemente no es así, pero inconscientemente sí.

Tenga en cuenta que este tipo de personas no lo dice así no más, es decir busca a alguien que sabe que no va a reaccionar mal. La otra razón es porque siempre quiere tapar sus experiencias o equivocaciones, que ha tenido en los últimos años y que le ha ocasionado muchas pérdidas económicas.

Claro que eso es sumado a su estado emocional. En esto quiero ser muy claro de las razones porque todo esto, está basado en su rotundo fracaso, experiencia y equivocación amorosa que ha sido un verdadero infierno.

Por esa razón en especial, es que trata de hacer llegar el mensaje de que todo está muy bien y lo representa con el dinero, la diferencia entre unos y otro es que hay personas que no aguantan que les estén diciendo lo que otros ganan.

En cambio hay personas que por su educación si escuchan y hasta felicitan el aparente éxito. En el caso de las personas que cuando se habla de éxito, se ponen en un sitial que muchos llegan a creer que son muy especiales, pero ¿Qué pasa cuando uno se entera de quienes son y que hacen?

Peor cuando lo que hacen no es gran cosa, todo el mundo que uno se imagina de ellos se empieza a desmoronar y lo que queda  es casi nada. Cuando se habla de éxito y en especial del éxito de otros que aunque sean parte de nuestra familia, eso no quiere decir que es mi éxito y ni siquiera pasa raspando.

Ahora, ¿Han escuchado alguna vez decir “Qué grande es Albertito”? Bueno, el caso es que se sienten muy bien por el éxito de Alberto aunque sólo es su sobrino, pero al poner el diminutivo de su nombre está dando por sentado que el grande es él y no Alberto.

Muchos no se dan cuenta de esto porque se han acostumbrado a que los traten así, siempre bajo la sombra de otros que en apariencia son los “Grandes” sin serlo. La persona que en verdad llega a tener éxito y sabe cómo lo ha hecho y más por la responsabilidad, tenacidad y gusto por lo que hace.

Jamás se jacta de lo que hace o ha hecho y peor delante de gente, que sabe que está económicamente muy por debajo. En este caso si lo llega hacer será delante de gente que sabe lo que pregunta y más que todo tienen su propio éxito, y por sobre todo siempre es cuando se habla de éxito.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *