Depresión en la adolescencia


La depresión
en la adolescencia no es para alarmarse pero si para ponerle atención, en especial si son tus hijos los que están involucrados. Todo niño que está entre los 8 o 9 años de edad, recién abren los ojos sobre lo que está bien o mal.

Esto pasa en todas partes siempre y cuando haya crecido en una casa, por decir normal. Lo que da la diferencia entre crecer bien y lo que no hacia la adolescencia, es lo que aprende en esos años. Nadie nace con herramientas emocionales predispuestas para sufrir.

Depresión de jóvenesEsto es simple, si alguien me puede decir, ¿Cuantos niños nacen con la frente fruncida por estrés? Por si acaso no me refiero a cuando apenas salen de su contenedor, ya que así casi todos los bebés nacen un poco arrugados, me refiero cuando ya están estables.

No creo que alguien me responda que si hay, ahora claro que también depende porque algunos bebés nacen como quién dice, “Igualito al padre” por no decir, salió igual al padre todo mal genio, desde luego que es por el gesto, pero eso se le va quitando porque con el amor que recibe, reacciona y regresa a como debió nacer.

En el transcurso de su vida de niño, su cerebro es como una esponja y todo lo que ve capta, sin demora y ni siquiera pregunta por qué, por lo tanto, si tú como padre o madre tienen una vida de problemas sin comprensión, es eso lo que tu hijo-a aprenderá.

Al comienzo todo puede pasar como si nada, ¿Por qué sucede esto así? Por la sencilla razón de que en esos momentos, siempre y cuando no haya agresión física, el niño-a lo verá como un simple “grabar” pero al pasar del tiempo, hasta en los juegos lo aplicará porque no lo ve como algo malo.

Esto cambia en el momento en que empieza a ser más frecuentes las peleas, las discusiones, peor si hay amenazas de parte y parte. En el momento en que vaya a la escuela o cuando ingrese al colegio, siempre habrá por ahí algo que su mente relacione con las discusiones.

Ahora, ¿Creen que no lo hará? Si lo va hacer porque su mente al darse cuenta que hay gritos, amenazas o lo más evidente como es los gestos, su mente saca a relucir lo que captó en casa, esto empieza a molestar aunque no se de cuenta, simplemente su mente ha preparado un programa para que él, su dueño lo pueda usar.

¿En qué momento empieza la depresión?

Esto empieza cuando ya entrando a la adolescencia y se da cuenta, que en casa no puede contar con alguien a quién contarle todo lo que le pasa, ¿Por qué? Por lo más simple, aprendió a tener miedo por lo que ha aprendido, así, no se acerca y como cree que está solo se hunde en sus problemas.

En algunos casos son simples pero como necesita a quién contarle algo, al darse cuenta que en casa se preocupan más por estar tensos, decide no decir nada. La inestabilidad nace en casa, es imposible que alguien dañe su mente emocionalmente fuera de casa.

Esto quiere decir, que si el ha tenido un crecimiento completo en paz, comprensión, amor de familia, con esto no digo que no existan las peleas en casa, si lo hay pero existe una gran diferencia entre cuando se aman y comprenden, que no dejan que avance porque simplemente buscan la solución a velocidad luz.

¿Cómo darse cuenta que un hijo no está bien?

Esto se da cuando alguien de tus hijos llega de clases y lo primero que hace es, buscar el televisor, comer algo o se distrae en cualquier cosa, en algunos casos busca salir, esto es un indicio de que algo no está bien en casa, por lo tanto, debe hacer la de Sherlok Holmes y sacar conclusiones.

Tengo tres hijos, entre ellos una sobresale y no porque la haya preferido, el resto son hijos por decir normales. La mayor que siempre ha sido diferente, cada vez que llegaba de clases y me refiero siempre, desde que entró al prekinder hasta ahora que ya tiene 29 años, llega a contarle a la mamá lo que le ha pasado.

Conmigo nunca lo hizo aunque en estos momentos y cuando nos topamos si me conversa, lo que le pasa pero nunca sale de su boca de algo malo. En cambio, los hermanos han sido medios herméticos pero de igual no han dado problemas, ¿Por qué esa diferencia entre hermanos?

La respuesta es simple, en el tiempo que mi hija nació todo empezaba como pareja con mi esposa, es decir, había comprensión aunque aparente pero no se discutía, tranquilidad y se trabajaba a full, esto vio mi hija en sus primeros años, es decir, no aprendió a ser problemática.

En cambio, mis otros hijos estuvieron en momentos en que hubo peleas, enemistad y eso fue lo que ellos vieron, aunque no se llegó a mayores pero eso los marcó, como escribí no han dado problemas porque rayan de normales. Con esto ya pueden imaginarse que si tu hijo de pronto no se comunica, algo le está pasando.

Como lo quieran ver, la depresión simplemente es una distracción por algo que le ha pasado, esta distracción se hace pesada por el hecho de que no entiende algunos puntos, entonces busca a alguien a quién preguntar, desgraciadamente por cuestiones de frecuencias mentales, el adolescente siempre encuentra  alguien que está en el mismo problema.

Lo malo de esto es que al encontrarse con alguien igual, lo único que encuentra más dosis de distracción, o sea, depresión y esto es lo que hace que entre en aislamiento. Sacar a un hijo de un estado depresivo es ´fácil pero para que lo pueda hacer, ustedes como padres primero deben cambiar.

Esto formará una imagen que la verá tu hijo y eso hará, que él empiece a ver un entorno muy diferente, dando paso a que ustedes puedan entrar en su mundo, así podrán saber qué es lo que le pasa, ¿Creen que no vale la pena? Con esto, la depresión en la adolescencia es algo simple.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *