Qué es la drogadicción

Drogadicción es uno de los temas de cómo ir perdiendo el miedo al éxito, ya que  el éxito entra en todo al menos desde que nace, ¿Acaso no me van a decir que un bebé no tiene tanto poder cómo para poner tontos a los adultos? En especial a los abuelos.

Las razones de por qué un joven, niño o adulto entra en la drogadicción son muchas. Una de ellas es por falta de aprecio claro que para que funcione así, la víctima está en un estado alterado de estima, es decir, está deprimido.

AdicciónCómo tal busca un refugio donde sentirse apreciado. En esos momentos es que entran los “Buenos muchachos” o sea los dizque amigos y cómo tal son tan compresivos, que les ponen el hombro para que el niño, joven o adulto se desahogue de sus pesares.

Hay otra razón y esa es la curiosidad, en este caso si no está preparado como para racionalizar sus acciones, mejor no se meta porque es fácil entrar pero salir es el problema y una de las razones, es porque nunca admiten que lo que hacen es malo.

Piensan que ellos lo controlan. Cuando alguien llega al extremo de pensar que tiene el control, ese es el preciso momento de que ya está atrapado por el vicio de las drogas. Cuando me gradué cómo Máster en P.N.L. En la primera semana tuve mi primer cliente-paciente y para el colmo de los casos me tocó un drogadicto.

De esos que se perdían por semanas y cuando daban señal de vida ya estaba desnudo, botado en el bordillo de una calle totalmente perdido y la que siempre iba en su ayuda era una tía, ya que su mamá sufría del corazón no querían que viera semejante espectáculo.

Todo drogadicto es mentiroso profesional y muy efectivo, al menos por mi falta de experiencia de ese entonces, no supe leer su comunicación no verbal que es la que en verdad habla y no la que se hace con la boca, al menos en este tipo de trabajo se emplea mucho, combinada con las micro expresiones que es mucho más efectivo.

El caso es que en la primera consulta que se esperaba que de un excelente resultado, no sucedió así, él volvió al vicio en unos días y cómo siempre se perdió. Ahora, ¿Qué fue lo que pasó? Pues que él me mintió en la respuesta a una pregunta que le hice, y cómo resultado fue que no le hizo efecto el programa implantado en su mente.

Entonces ¿Cómo funcionaba su adicción a la cocaína? Pues era algo raro, al menos para mí que recién estaba en el mundo de los cambios personales. Este señor se había anclado al consumo de la droga sólo por olor, o sea, él estaba tranquilo y conversando con cualquier persona incluso, fumando marihuana pero él no le hacía o sea, no fumaba ni siquiera le llamaba la atención.

De la misma forma que llegaba él se iba, cómo niño bueno. Ahora, el Doctor (vendedor minorista) lo conocía y quería hacer una buena venta, prendía  un cigarrillo de marihuana con  coca y eso expele un olor característico, que al llegar al sentido del olfato cual sabueso experto de la víctima, lo pone zombi y no hay nada en el mundo que impida que él consuma.

Pues esa era la respuesta idónea que debía hacerme cuando le pregunté ¿Qué es lo que te llama a consumir la droga aun sabiendo que haces mal a tu familia y a ti mismo? Cómo ya pueden imaginarse la respuesta fue muy diferente.

Cuando regresaron a mi consulta, la tía, la esposa muy joven y bonita por cierto y una niña de 2 años, le lloraban para que diga que es lo que hace que él consuma la droga. Una cosa es contarles cómo lo encontraban botado y otra es ser testigo de una acción, es muy impresionante ver a un amigo y peor un familiar botado como basura en la calle.

El caso es que el señor de unos 28 años se conmovió y hasta yo, que me empezó a contar cómo entró y por qué lo hace y todo radicaba en el olor que una chica le introducía en su mente.

Lo hacía con palabras como “Siente el olor, es rico, es suave, es lo más lindo que hay, siéntelo y huele ¿Verdad que es muy rico?” lo que ella hizo fue un programa auditivo, kinestésico y visual al mismo tiempo que es muy poderoso.

En buena hora que mi debut fue muy bueno porque hace mucho tiempo que ya no consume, aunque su vida dio un vuelco gigante porque antes era músico ahora se dedica a otra cosa pero eso ya es otra historia. Ahora, no a la drogadicción.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *