Qué es el aprecio

El mundo gira y las personas siguen con su vida, muchos dedicados a sus trabajos otros quien sabe, tal vez dedicados a sus quehaceres tontiles y los afortunados, ocupando su tiempo en cosas muy útiles, cada día aprendiendo algo que más cerca que tarde le servirá en su vida y a los que le rodeen.

El precio de algo quiere decir que tiene su costo pero ¿Cuánto cuesta una persona? Tal vez me dirán que mucho y posiblemente sea así, pero todos sabrán que tiene un precio, entonces ¿Qué pasa cuando algo no tiene precio? Si han escuchado por ahí cuando dicen “Aquello tiene un valor incalculable”

AmistadEso quiere decir que no saben qué precio ponerle ¿O no? Es más, no tienen idea de cómo hacerlo y por lo tanto, nadie se atreve por temor a equivocarse. Ahora ¿Qué pasa con las personas que son especiales? Me refiero a las personas que usted les llega a no poner precio a su amistad o a su parentesco familiar.

Pienso que para que alguien llegara a ponerle a usted en ese sitial, es porque usted se lo ha ganado, ya sea con educación sumando a la gentileza y don de gente, además, unos cuantos grados de cultura y delicadeza. Vaya donde vaya siempre se ganará el aprecio de los demás.

Muchos se sienten muy grandes delante de los demás y por lo tanto, piensan que son merecedores del aprecio de todos los que les rodean, pero no es así. Acaso el diamante pide a gritos que lo aprecien, inclusive los hay de incalculable valor, porque sólo necesitan de una mano muy hábil para que lleguen a la belleza que tienen.

En cambio las personas no tienen esa cualidad y por lo tanto se la tienen que crear o adquirir. En todo caso el aprecio es tan grande que los que la practican, son apreciados de igual manera, ahora ¿Cómo podemos ser apreciados? La respuesta es simple “Debemos apreciarnos nosotros mismos”

Porque de esa forma nosotros sabremos lo que se siente para poder aplicar a otros y hacer que ellos sientan lo mismo que nosotros ya sentimos. Lo peor que nos puede ocurrir es que pensemos mal de uno mismo, no confiamos y peor creer en lo que podemos ser que por lo general siempre termina por lo peor.

Lo que nosotros creamos de nosotros mismos depende de cuánto éxito queramos tener. En resumen, si nos queremos, podemos querer a los demás, lo cual significa que lo apreciaremos y eso no tiene precio. Siéntase alagado si alguien lo llega a apreciar porque  eso dura por siempre, más aun si usted es recíproco con el mismo sentimiento y no porque lo tenga que hacer sí no por que de verdad lo sienta.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *