Cómo envejecer

La vida es un arte pero cómo envejecer es otra cosa, me decía un señor hace unos días, porque hay que saber envejecer me  seguía diciendo, al comienzo me pareció raro el comentario de él porque de verdad que esta viejo.

Al menos pensé que podría tener unos setenta años pero grande fue mi sorpresa, porque según él, tiene ochenta y cinco años y bien vividos. Claro que esa es su versión y me refiero a lo que dice que son bien vividos.Qué es envejecer

Intrigado me quedé y un poco pensativo sobre cómo sería mi vejez, pienso que hay muchas formas de tener una vejez buena y saludable, sin llegar a los achaques que da a una persona de edad avanzada.

Seguí conversando con el señor y me dio unos datos muy buenos. Según él, los años son sus amigos y por lo tanto no le molestan para nada, se levanta todos los días a las seis de la mañana y se acuesta a las diez de la noche y eso como tarde.

Cómo tiene una edad en la que no le dan trabajo, aprendió a cantar y bailar según él como Michael Jackson, aunque no lo crean se puso a bailar en la calle sin pena ni gloria. Era verdad que baila aunque no cómo dice pero baila y si canta  muy bien.

Ahora, ¿A qué edad aprendió todo el arte? Pues a los setenta y uno en vista que no le dan trabajo, no sólo eso porque también es una persona que a todo le ve gracia y para coronar, se compró una bicicleta usada y quiere aprender a conducirla.

Todo el tiempo tenía que trabajar y nunca tuvo bicicleta, pues ahora que todos sus hijos ya no están con él, quiere recuperar el tiempo que según él lo tiene guardado y lo único que quiere, es sacarlo de dónde está.

Me llamó la atención porque tenía un libro pequeño y cómo la curiosidad me llamaba, le pregunté por qué tenía ese libro y la respuesta fue, que lo tenía no para leerlo sino para tener presente, que en la casa siempre estará un libro esperándolo porque es muy conversador pero si le gusta leer.

Nunca se molesta porque dice que es cansado y hay que tener tiempo para estar todo arrugado, y él no lo tiene. En conclusión, el señor me dio una cátedra de cómo envejecer y eso hacerlo un arte.

Siempre he dicho que uno no termina de aprender, por lo menos hago lo posible por aprender lo que más pueda y rápido, ¿Cuánta gente se ve por las calles haciendo cualquier cosa menos aprovechando el tiempo? En especial bebiendo o fumando pero nada más.

Que no beben ni fuman pero conversan, bueno en parte es cierto pero ¿Saben cuál es el tema que escogen todos los días? Sin temor a equivocarme siempre es el mismo y la mayor parte quejándose de lo malo que está el tiempo.

Hay momentos en los que se dan un recreo y empiezan a criticar a las personas conocidas o envidiarlas por los éxitos obtenidos. Ahora, ¿Piensan que de esa forma van a poder saber cómo envejecer? Lo dudo mucho.

Si  llegan a aproximar a los sesenta o setenta que estoy siendo generoso es mucho, pero llegarán enfermos y cansados, pero aún están a tiempo, sólo es cuestión de tener voluntad de ser uno mismo, porque sólo así encontrarán la forma de cómo envejecer.

Hace unos días por una extraña coincidencia, entré en conversación sobre un tema, el cual nos llevó al comportamiento de los adolescentes. Se trataba de alguien que es hijo de un señor que tiene un claro ejemplo de la peor forma de envejecer.

Para este señor, la vida no tiene nada de valor y por esto según él, ha aprovechado la mínima oportunidad para dedicarla a todo, menos a tratar de ser alguien que puede ofrecer algo de valor hacia los demás.

Ya pueden imaginarse que su tiempo le ha dedicado a la borrachera, fumar, bailar y el resto que le queda a quejarse de todo menos de si mismo por lo que está haciendo. Esto ha originado que su hijo que ya tiene 17 años, lleva una vida parecida pero con actualización 4.0.

Esto es que pertenece a una pandilla y ahí se hace de todo menos aprender a ser una buena persona. Hubo momentos en que el padre solía decir: “No aspiro a vivir como viejo pendejo, con que llegue a los 60 me basta”.

Estas palabras lo dijo cuando tenía cerca de 43 años, ahora que tiene 50 y que todo se le está saliendo de sus manos, no sabe qué hacer. Su aspecto es de una persona de más de 58 años que de paso hasta camina como alguien cansado.

Con todo esto, ¿Creen que este señor pueda ser acreedor a saber cómo envejecer? Lo dudo mucho. Pienso que el señor adulto mayor con la que conversé, él si es un buen ejemplo de como saber llegar a viejo y feliz.

Para aquellos que no puedan leer, aquí está una pista de audio o podcast para que puedan escuchar el artículo:


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *