El arte de la caligrafía

Una de las formas de ir perdiendo el miedo al éxito es aprendiendo el arte de la caligrafía, no me refiero a cómo escribir porque lo puede hacer por intermedio de un programa en cualquier ordenador, me refiero a que usted debe aprender a escribir manualmente con una excelente caligrafía, algo que muchos han dejado de hacer.

En la edad media, el saber escribir era sólo para personas que tenían las posibilidades de costear la educación, eso significa que no todos lo podían hacer por lo tanto, aquel que escribía era parte del selecto grupo de ciudadanos.

La caligrafíaEl saber escribir no era cuestión de saberse el abecedario y poner unos cuantos trazos como se lo hace ahora. En esos tiempos el que se dedicaba a enseñar a escribir, por añadidura tenía que saber la caligrafía por lo tanto, no era algo que se aprendía de la noche a la mañana.

El aprender en esos tiempos no era algo que se lo tenía cómo de importancia, es más era casi una obligación por deber que por necesidad. Ahora es más por necesidad. Ahora usted me dirá, ¿De qué forma me va hacer perder el miedo al éxito?

Pues es de la forma más simple, si usted aprende a escribir con muy buena caligrafía, ganará carácter y seguridad y mucho más si usted lo hace voluntariamente. Basta que se lo digan una vez y si usted quiere ser diferente de los demás, lo hará sin preguntar.

Aunque a usted le parezca mentira pero la escritura refleja quién es usted, aparte de que escribe de acuerdo a cómo está su autoestima, ¿Está nervioso? ¿Está feliz? ¿Está sereno? Cada estado de ánimo se lo dirá su escritura.

Ahora, ¿Cree usted que podría escribir con estilo Inglés o Español si está en estado depresivo? Lo dudo. Hace más de 10 años tenía un trabajo en el cual tenía que escribir a cada rato y lo hacía más por necesidad que por deber.

El caso es que muchas veces cuando recurría a mi agenda que es en la que escribía, me llevaba una sorpresa ¡No entendía lo que había escrito! Y ahí si me metía en problemas porque necesitaba saber que decía.

En todo eso me di cuenta que tenía diferentes formas de escribir pero cada una era más horrorosa que la otra, pero si había una diferencia. El caso es que un día lamentándome por mis errores (y eso que no he mencionado mis faltas ortográficas) pensé “¿Por qué escribo diferente?”

Entonces recordé que en cada momento de escritura, estaba pasando por momentos emocionales diferentes, por lo tanto, asocié que tenía mucho que ver mi estado de ánimo con mi forma de escribir.

Fue ahí que me propuse a aprender a escribir y sin pérdida de tiempo, compré cuadernillos de escritura inglesa y me puse desde cero. Cuando ya tenía el cuadernillo, me di cuenta que era para personas que ya sabían formar las letras, pero no darle estilo.

No lo pensé más y compre otros que me indicaban desde la “a” ya que se empieza por las minúsculas y luego las mayúsculas. Así continué hasta que aprendí a escribir aunque no tengo estilo Inglés.

Para llegar al estilo Inglés se requiere más tiempo y el tiempo  me es corto. El resultado de mi aventura fue que gané más carácter y decisión y uno se da cuenta, que hasta ciertos temores se quitan teniendo una buena escritura amplia, bien clara y si puede redondearla mucho mejor.

Hay mucha cosas que hacen frente a la computadora y que no les sirve para nada, en especial en las redes sociales, por lo menos ocupen una media hora y dedíquenla a aprender a escribir y cuando ya lo hagan, aprendan la caligrafía.

Aparte de ganar carácter será su mejor tarjeta de presentación cuando por alguna razón, deba escribir algo delante de los demás. De esa forma todos sabrán lo que es el arte de la caligrafía.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *