El arte de saber escuchar

El arte de saber escuchar es un don que se nace con ello pero, también se puede adquirir. Hace muchos años un amigo que hoy es director de cine, me dijo un día, “Tú tienes un don” ¿Yoo…? le contesté, en esos momentos me puse a pensar, “Que yo tengo un don…¿De qué?”.

Como mi amigo me vio pensativo, me aclaró diciéndome “Mira, tú tienes el don de escuchar y eso es un arte, porque nadie sabe escuchar como tú lo haces”.

EscucheEn esos momentos no le di mayor importancia, porque la verdad no sabía que el escuchar era algo muy importante para las personas, que están dispuestas a decir algo y más cuando es algo personal.

Al pasar de los tiempos, un día me encontré con él y le hice la pregunta que tal vez, por razones de ignorancia no se la hice en el momento adecuado. Hace un tiempo me dijiste, que yo tenía el don de escuchar, ¿A qué te referías? Le pregunté.

Esto con la seguridad que me daría una respuesta lógica. “Pues si no te has dado cuenta, tú escuchas con atención, miras directo a los ojos y no te distraes, en pocas palabras, estas dentro del mundo del que te habla”.

Con la explicación que me dio, tomé atención y empecé a observar a las personas cuando conversaban, que para mi sorpresa era cierto, casi nadie miraba directo a los ojos cuando alguien les decía algo.

Por lo general algunos miran al piso cuando escuchaban, otros miraban para todos lados menos en la dirección del que les hablaba. Para el colmo de las reacciones de los que “Escuchan” tienen un programa implantado en su mente que dicen “Ah…si…si claro”.

Por esta razón que si no bostezan miran su reloj a cada rato. Ahora en resumida cuenta ese tipo de actitud tiene su lado negativo, a menos que usted fuera alguien demasiado importante como para que pase por alto.

Pienso que una persona por muy importante que fuera, debería ser franco con sus allegados en el sentido de que si está ocupado ¡Dígalo amablemente! Porque todos deben saber que hay mucha gente que quiere ser escuchada, lo necesitan, así como usted o yo.

En último de los casos dele 5 minutos pero atiéndalo, mire a los ojos y respire profundamente y con tranquilidad. Cuando haya logrado esto, sea muy o no importante se dará cuenta de los beneficios, que obtendrá aparte de ganar más amigos.

Otra cosa, de ser posible trate de hacerlo sentado, porque el tiempo pasa más rápido de esa forma, la otra persona a la cual le ha estado tomando atención no le dirá nada. Es indudable lo bueno que se obtiene con el arte de saber escuchar.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *