El asesino silencioso de Steve Jobs

El asesino silencioso de Steve Jobs es alguien que nadie ve venir ni nadie lo ve cuando se va, pero lo que si digo es que cada persona en el mundo, tiene que estar predispuesto para abrirle las puertas de su ser para que él entre.

El asesino silencioso no avisa cuando ya está dentro porque usted se lo ha permitido, ¿A qué me refiero? Pues al cáncer. He conocido personas que han padecido cáncer, al menos de lo que he investigado en sus casos, es que todos tienen un mismo patrón de comportamiento.

El cancerTodos ellos han sido personas de mal genio originado por el miedo, al menos no existe un paciente en el que diga que “Este paciente era centradamente bueno”. Cuando una persona está predispuesta para contraer cáncer, necesita un detonante para dar inicio al desarrollo descontrolado de células.

Lo único que activa el sistema destructivo del cáncer es su estado emocional, por lo tanto su estado alterado es el resultado de todo lo que aprendió en su vida, que por lo general siempre ha sido por angustia, depresión y todo lo que le origine desequilibrio emocional.

En otros artículos expliqué, que su mente no sabe lo que usted siente sea malo o bueno, simplemente sabe que le sirve para algo, por lo tanto, lo va guardando en su banco de memoria del cerebro.

Lamentablemente lo que hace su mente es inconsciente que al pasar el tiempo, es que le causa más problemas que bien. Es muy diferente cuando una persona no está predispuesto al cáncer, de que se va a enfermar no hay duda, pero no con cáncer.

Hay casos de personas que por el miedo que sienten no dicen nada, simplemente callan todo lo que ven sin protestar y alegan, que lo hacen para evitar problemas, pero justamente eso le hace daño.

Siendo ese el caso, ¿Cómo se puede explicar, que una persona que  tenga cáncer terminal en el estómago, con apenas 48 años de edad y siendo un pan de dulce? Bueno, “Pan de dulce”  fue la frase que dijo su hijo.

Esto está claro, él era una persona que nunca se opuso a los acontecimientos que sucedían en la casa y quién sabe si así fue toda su vida. Posiblemente él nunca estuvo de acuerdo con nada pero siempre callaba, eso origina que no deje sacar esa energía llena de rabia que lo carcome por dentro, es decir, sufría solo y lo que hacía es sonreír aunque por dentro lloraba.

El resultado de ese sufrimiento fue el cáncer que nunca avisó su llegada, simplemente se hizo presente cuando ya fue tarde. Ahora en el caso de Steve Jobs es muy sabido su mal genio y arrogancia, por el cual se lo conocía, tengo entendido que maltrató a mucha gente sin importarle lo más mínimo.

No dejo de lado su capacidad y que por el cual el mundo tuvo un giro tremendo en lo que es hoy, al menos me sirvo mucho de las computadoras que si no fuera por personas como él, en dónde estuviéramos.

Su forma de ser dio paso a que su mente guarde todo lo que sentía cada vez que él actuaba de la forma que lo hacía, sin pena ni gloria. Gente que lo conoció dice que Steve Jobs quería combatir el cáncer con medicina alternativa, supuestamente ignorando que existe incluso con dietas especiales. Para mí la intención estaba más que bien.

Lo que no estaba bien es el camino que tomó. Por su terquedad y falta de conocimientos en este tipo de casos, hizo que se oponga a una operación de cáncer por considerar profano hacia su ser, el cual lo veo muy bien pero vuelvo y repito, él tomó el camino equivocado.

Ahora, ¿Quién garantiza que la operación que tenía que hacerse la cual sólo el 5% es operable y por ende curados? Con el  cáncer nada está dicho y muchos profesionales lo saben.

Es de imaginarse cuánto dinero gastó tratando de evitar que su asesino haga su trabajo, por el cual tenía todas las ventajas para hacerlo. Según lo que está en el libro que muy pronto saldrá a la venta sobre la vida de Steve Jobs, dice que hizo todo lo posible por convencerse de lo que le decían que haga.

El problema es que no sabían cómo debía hacerlo. Para que surja efecto, primero tenía que limpiar su mente de tantos recuerdos malos, junto con lo que le ocasionaba incertidumbre en su vida, después debía aprender cómo convencerse de lo que él decía, porque uno puede decir muchas cosas, pero ¿Qué tan seguro se está de lo que se dice?

Sólo así podía salir avante en su lucha, ¿Qué porcentaje de éxito podía tener? Pues es mucha la diferencia para bien, el cual sólo el único perdedor en esto podía ser el asesino silencioso de Steve Jobs.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *