El éxito está en tus agradables recuerdos

El éxito está en tus agradables recuerdos aunque no lo creas. El cerebro es un contenedor de muchas emociones, buenas, malas y en algunos casos sin importancia pero en apariencia porque, en la mayor de los casos tienes miedo afrontar los resultados. El éxito radica justamente en hacer que las cosas que están en tu alrededor funcione cómo lo has planeado.

Muchos piensan que el éxito es llegar a una meta pero esto sería solo si eres un competidor, por decir en una prueba atlética por ley compites con tus contrincantes y el plan es llegar primero, puesto que no tendría sentido si llegaras al último porque por algo te entrenas. El entrenar es preparar al cuerpo para que este de lo máximo de ti.

RecuerdosDicho de otra forma, solo te interesó  ganar en esa prueba ¿Y después? Pues nada, solo queda disfrutar del triunfo de tener el éxito ante los demás. En esto no le veo nada de malo pero sí en que todo termina ahí, ¿Acaso la vida no continúa? Sí es verdad que continúa pero tú te has preparado para competencias establecida y tu vida personal no es así.

En realidad la vida de una persona no es una competencia, es una forma de vivir de una manera tranquila puesto que no debes sentir presión de alguien, para poder ser lo que debes ser. El éxito en esto es que cualquier cosa que pase en tu alrededor no te altere y lo recibas como algo que si tiene solución aunque no lo parezca.

Los recuerdos sin importancia son los peores

En esto es verdad porque cuando tú dices “Ah no me importa” pues lamentablemente eso mismo es lo que es o pasa a ser, es decir algo importante pero como le tiras el velo de lo sin importancia, pasa directo a la bodega de archivos secretos de la mente que sabe que sientes algo con ello aunque no sabe si es bueno o malo.

Ahora, ¿Cómo se puede saber que algo que te llega a pasar es bueno o malo? Bueno sin querer llegar a ser un poco tedioso, los recuerdos buenos son aquellos en los que de ti sale una sonrisa natural y sin manchas, por manchas me refiero a que cuando alguien o en tu caso sonríe aunque tu gesto parezca natural, pero sí no lo es, algo en tu cara lo delata ya sea un pequeñísimo movimiento muscular o movimiento de ojos.

Los malos recuerdos y que pasan a ser sin importancia son aquellos que cuando se activan en tu cerebro, salen y empiezan a dar vueltas como disco rayado o sea se repiten una y otra vez causando que tú te sientas mal por lo que acabas de recordar y esto, es lo que te genera una actitud evitando que consigas el éxito en cualquier proyecto que tengas en mente.

Cuando alguien dice que es algo sin importancia es porque en algo le afectó pero su instinto de supervivencia le hace decir eso para tratar de que no entre en el inconsciente, en este caso, si es verdad que es sin importancia ni siquiera lo dirás, es más te darás la vuelta y seguirás tu camino como si nada, esa actitud es la que determina tu seguridad en tu persona.

Se puede cambiar estos recuerdos “Sin importancia”

Claro que sí, al menos si tienes la decisión de hacerlo porque no es cuestión de decir y ya, no es así porque sería tan fácil llegar a el éxito y no hubiera tanto Psiquiatras en el mundo y peor “Sanatorios” que no sé por qué se llaman a sí. El caso es que toda persona como en tu caso debes estar dispuesto a liberarte de esos recuerdos.

Siendo así, al menos en el caso de que estés dispuesto primero hay que decir que para que haya un cambio profesional en tus recuerdos, desde luego que debes acudir a una persona especializada en estos casos pero, de no ser así o no tengas los medios económicos para hacerlo lo que puedes hacer y haciéndolo de poco en poco para que llegues a tener el éxito.

Puedes ir cambiando la versión de lo que te llegue a molestar de una forma cómica, es decir, si por decir alguien llegó a tu lugar de trabajo y por una tontería se alteró dando como resultado que te dijo de todo hasta del mal que vas a morir, esta acción se te gravó en el archivo secreto de tu cerebro, guardado bajo un nombre el cual es una etiqueta y al mismo tiempo un anclaje.

Entonces, ¿Qué pasaría si alguien por ahí dice el nombre de esa etiqueta? Pues más rápido que veloz tu mente recibe el mensaje y ordena al cerebro que saque la carpeta que tiene el archivo bajo esa etiqueta, el resultado es que siempre estarás pensando en ese recuerdo, hasta que te distraigas en algo.

Pero el tiempo pasa y un día ya no molesta, ¿Qué ha pasado? Pues que la mente se aburre y empieza a relacionarse con otras cosas que te ha pasado, por lo tanto selecciona los recuerdos y solo se hace malo cuando es la etiqueta especifica, mientras tanto la relación que ha hecho la mente hace que tú empieces a sentirte mal, por algunas cosas que tú no sabes que tienen una relación por lo tanto pasas a ser deprimido, alejándote de el éxito cada vez más.

Ahora de qué forma se hace el cambio al menos de lo que puedas, por lo tanto, en el caso del tipo que te dijo de todo, lo observas en tu mente, miras la acción, lo estudias hasta como estaba parado, la ropa en total todo, de pronto cuando lo ves que está frente a ti y haces en tu mente que se la caiga el pantalón delante de las personas que posiblemente estuvieron ahí.

No solo eso ya que puedes hacer que le crezca la nariz o hacer que se le ponga roja como payaso, pero debes tener mucho cuidado ya que solo se lo emplea en momentos críticos y no porque te dio la gana, ¿Qué conseguirías con esto? Pues que cualquier cosa que pase quede en algo agradable aunque sea solo para ti, ya que esa es la fuente de el éxito.

El éxito está en tus agradables recuerdos porque de ahí es que parten tus acciones de seguridad. Si el éxito no está en ti es porque tienes muchos recuerdos malos por lo tanto no pierdas el tiempo y empieza, con cada recuerdo has el cambio pero solo tienes el éxito si te sonríes de lo que haces, sí no es así está mal. El éxito está en tus agradables recuerdos.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *