El odio enfermizo

El odio enfermizo está en todos lados y más si la que lo lleva es una mujer. Hace algún tiempo, me decían los antiguos, o sea, las personas mayores que por su vivir, les ha tocado presenciar acciones que han sorprendido a más de cien, decían ellos que el peor enemigo que un hombre puede tener es a una mujer, porque es muy peligrosa cuando se ofende.

En unas de esas conversas me hicieron la pregunta, ¿Sabes Roberto por qué el diablo nunca hace tratos con una mujer? Y desde luego que por mi corta edad no tenía ni idea de la respuesta, por lo tanto, me respondió con: “La mujer es tan astuta y peligrosa que es capaz de vender al mismo diablo” con ella nunca hace tratos por tal razón la tiene de aliada, ¿Acaso nunca han visto en escenas de infiernos a una mujer como algo diabólica?

El odioPor cierto, no tengo nada en contra de ellas pero si de su odio, ¿Quién podría estar en contra de algo tan bello como es la mujer? El que sí, debe estar loco porque una mujer cuando está en sus momentos es lo más lindo y hermoso, lo único que daña esa escultura como imagen es su genio. Cierto día me decía un amigo ya entrado en años, de decadencia aunque no se le nota “Qué linda y hermosa es esa mujer pero, tiene un defecto…es idiota”

Los defectos de una mujer

Según el comentario de este amigo, ella tiene un defecto el cual no lo comparto porque no existe una mujer con defectos, porque no nace con ello sí no se convierte o adquiere el defecto que no es lo mismo. Pienso que antes de seguir hay que definir lo que es defecto, por lo tanto, entiendo por defecto y creo que es general, que es la carencia de lo que es propio y natural de una cosa.

Por decir, todos nacemos con el miedo a la oscuridad y el miedo a caerse por lo tanto, esto es por defecto, entonces ¿Como puede ser un defecto el ser idiota? Lo que pasa es que nadie sabe lo que cada persona tiene guardado en su corazón, así como en los sentimientos, que es eso lo que hace que una persona tenga ciertas actitudes que lamentablemente, descarga con todos menos con los indicados.

El odio enfermizo es una actitud que se adquiere, por alguna experiencia que tuvo y que nunca pudo entender su proceso, por otro lado, el odio enfermizo no es un defecto porque nadie nace con odio, pero si venimos al mundo con la capacidad de sonreír, incluso a carcajadas aunque en ciertos casos no es recomendable porque lo mejor es una sonrisa.

El único defecto que encuentro en una mujer es ser hermosa, cariñosa, espontanea juguetona, astuta en la medida de lo bueno y muy inteligente incluso creo que más que el hombre, sin dejar de lado su sexto sentido que hace que su radar emocional actúe detectando las anomalías de su amante marido.

Todas estas cualidades son naturales en todas las personas, de qué seamos lo contrario es culpa de nuestro entorno, en los cuales entran hasta los padres. Cuando somos muy niños siempre nos estamos fijando de lo que pasa en nuestro rededor, grabando todo lo que vemos, oímos, sentimos y tocamos incluso con olores.

Cómo se adquiere el odio enfermizo

En el caso de la mujer, la cual es presa fácil por sus encantos y flaquezas, que se deja llevar por las palabras de las personas que la llegan a conocer, pero nunca los llega a conocer, es decir, cree porque entra por sus oídos incluso por lo que ve, pero es fácil de engañar que con poco y nada se convence de la historia de cuando uno era soldado, cuando ni siquiera se ha pisado un cuartel.

Esto hace que la mujer se sienta frustrada y más por lo que ella ve en el espejo, es decir, está convencida de su hermosura y que por tal nadie la puede “Engañar” pero en la realidad nadie la engaña sí no ella misma, por lo tanto, quiere decir que no ve más allá de lo que le conviene, ¡Fatal error!

Ahora, como se siente terriblemente pisoteada, humillada y engañada no puede ver más allá de lo evidente, por esto lo único que quiere es desquitarse con todo incauto que caiga en sus encantos tan maravillosos, que aun sabiendo el humilde hombre quiere llegar a sus brazos, ¡Qué ironía! Cuantas mujeres estarán atrás de sus pedos y él atrás de los de ella, que en este caso es de la que goza de el odio enfermizo.

La forma de desquite no es que se trate de que ella entre en relación con un hombre, sí no que no le da importancia incluso sabiendo que puede valer mucho. Esto en si es que quiere dar un pasó y bien seguro del cual no me aparto, pero eso no quiere decir que va a estar bien en la vida, ¿Cuántas personas en el mundo tienen todo incluso fortunas verdaderas? Muchas ¿Son felices? Rara vez.

Conozco una historia de una pareja que se casaron muy enamorados y que no les faltaba nada, ya que él es empresario y tiene mucho dinero, casa grande, autos del año y quién sabe que más pero, ¿Ella era feliz? No lo creo porque en el año de casados ella desapareció con el humilde chófer, ¿Tienen idea cuantos pares de zapatos tenía en su closets? Más de 50 y por cada par era un traje y todo dejó botado por el amor de un hombre que no tenía que darle, ¿Vale la pena dar ese salto?

En este caso pienso que sí, porque de nada sirve tener todo y vivir en una completa soledad aunque esté rodeado de personas, esto no es tan fácil de decidir pero para que se haga fácil, debe tener una razón lógica de por qué se toma dicha buena oportunidad de vida. Toma en cuenta que el dinero se lo puede hacer o conseguir, pero el amor y la tranquilidad jamás, si es que no tienes con quién hacerlo.

Tú mujer, que vives alimentándote de el odio enfermizo que no te deja estar en paz, buscas lo que parece raro conseguir saliendo de aquí para allá, ¿Crees que vas a encontrar lo ideal para ti, acaso no sabes que ya lo tienes y no lo has visto? Muchas mujeres desisten de quitarse ese odio porque piensan que con eso, van a perdonar al hombre que les hizo mucho daño y no es así.

Al quitarse el odio enfermizo es muy posible que pueda ver dónde nunca vio, incluso más allá de lo previsto. Puede ser que por ahí haya alguien de mucha importancia y que la pueda hacer muy feliz pero, como no es como lo que ella pensó como pareja ideal, le da la espalda incluso da a notar para que esa persona se de cuenta. Algo como desquite a los hombres, solo que no lo hace con todos, ¿Acaso no es enfermiza su actitud?

Lo que sí es verdadero y comprobado que el odio enfermizo se va cuando se borra todo de su cerebro, por lo tanto, su mente no tiene bases con qué tener odio hacia un punto especifico y con ello, se abren puertas emocionales que le harán vivir en armonía con todos y con ello, ver la belleza de su entorno. Lo que antes le caía mal ya no lo verá así, simplemente seguirá su camino hacía dónde deberá llegar, alejándose rápidamente de el odio enfermizo.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *