El pensamiento de un empleado

Para entender el pensamiento de un empleado por ley (al menos eso creo) hay que haber sido uno de ellos o lo que es mejor, que en este caso viene a ser que usted los haya tenido pero cerca. No es lo mismo que usted como empresario tenga a una persona que es empleada cuya función es atender a los empleados y usted, ni siquiera los conoce.

En el caso de haber sido empleado y me refiero a un buen empleado, es claro suponer que usted no tuvo nunca un problema de quejas aunque si las haya sentido. Por lo general, un empleado siempre sufre su condición de no aspirar a más de lo que se ha planteado como tal, incluso no tiene una meta de querer dejar de serlo.

Un empleadoExisten empleados que aspiran a subir en escala pero, su subida no es en el punto de querer ser empresario sí no de llegar a ocupar un cargo superior, más no de independizarse aunque teniendo una capacidad sorprendente de poder hacerlo.

El punto de su escala va incluso arrimada a un sacrificio físico, monetario y a veces sentimental. Tienen programas mentales propios de los esclavos de la antigüedad, ellos cuando tenían un buen tiempo de ser así, hacían todo lo posible para agradar a sus amos.

Ahora, ¿Con qué fin? Pues para que su amo lo mire con buenos ojos y este lo premie con un asenso que no era más que ocupar algún cargo pero sin dejar de ser esclavo. Con el tiempo y en algunos casos de la historia, aquellos esclavos que lograron llegar alto y por compresión de su amo, se les otorgaba la libertad.

Pero ¡Sorpresa! Aquellos que fueron muy buenos en sus labores no podían sobrevivir, ¿Cuál era la razón de tan ilógica reacción? La verdad que ellos se acostumbraron a obedecer y nunca pensaron, que algún día podían mandar por cuenta propia.

Por lo tanto eso significaba que tenían que dirigirse solos pero tenían muchos años que no lo hacían, esta situación les hacía pensar que mejor estaban como esclavos que como personas libres.

Es muy diferente cuando usted nunca ha sido esclavo y de pronto lo llega a ser, por supuesto que su meta será salir de ahí y volver a ser lo que fue y de ser posible mejor. Algo parecido sucede con las personas, que llegan a crear programas mentales sobre lo que es ser empleado.

Llegan a pensar que ese es su mundo por lo tanto lo que tienen que hacer es ser un buen empleado. Cuando tuve mi empresa, en algunas ocasiones delegué responsabilidades a algunas personas en diferentes épocas, ¿Qué creen que pasó? Pues ninguna de ellas pudo ser responsable con lo encomendado.

En pocas palabras no pudieron con el cargo lo que se traduce que en el fondo, ellas no se olvidaban de que seguían siendo empleadas de tropa, por lo tanto, no ocupaban el puesto y lo que hacían era ser una más de los demás con la diferencia que daba libertad a sus compañeras  de conversar porque supuestamente no le hacían caso.

Tuve una empleada que la conocí por muchos años y ella fue la única que pudo ocupar el cargo de jefe, en el tiempo que la tuve y que la perdí por discrepancias personales, nunca tuve pérdidas significativas al extremo que el trabajo se desarrollaba con excelencia, a más de tener un crecimiento económico acelerado.

Cuando esta chica se retiró todo se viró patas arriba (como dirían en mi barrio) pero más pudo el capricho mío que preferí perderla a arreglar el asunto que originó su partida. El resultado de esto fue que quebré pero solo fue momentáneo porque salí avante, claro que me costo pero salí triunfante, ahora ¿cómo saber si ella era una excelente aprendiz de empresaria y no una simple empleada?

Simple, el tiempo que ha pasado ha dado tiempo para que me entere por bocas de otras personas, es decir, los que eran mis mecánicos ahora son de ella y ella cuenta con una planta de 80 máquinas que es algo muy respetable. Si esta chica que me imagino que ya ha de ser señora, hubiera tenido el pensamiento de un empleado, es difícil que haya llegado hasta dónde ella lo ha hecho.

Muchos creen que es fácil ser empresario pero no se atreven a cambiar su mentalidad para poder llegar a ser uno de ellos, creen que encerrándose en un mundo servil van camino a lograr la independencia económica.

Con esto no digo que el ser empleado es malo porque no es lo mismo ser un empleado con pensamientos óptimos de triunfo, a que ser un empleado y tener el pensamiento de un empleado, es decir, pensar que su vida es trabajar para otros y mientras más estudie y aprenda tendrá mejores patrones y mejor paga. Cosas de el pensamiento de un empleado.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *