El resentimiento personal

Creo que todos hemos sentido el resentimiento personal en algún momento de nuestras vidas. Desde que empecé este proyecto que se llama blog, dije que no tenía como costumbre regirme a los conceptos o teorías pre establecidas, por considerarlas algo mecánicas y que una o dos personas no son los dueños absolutos de la verdad.

Dado el caso es que no me rijo a las teorías, porque el ser humano es un universo y cada uno tiene el suyo que se adapta a su conveniencia. Por lo tanto desde mi punto de vista, el resentimiento personal es el triste sentir de algo que aconteció y que no pudo tomar acción a su favor, con la diferencia que es más profundo que un sentimiento común.

Resentimiento personalPor tal razón el resentido tiende a sufrir minutos de soledad e impotencia. Por lo general, esa actitud no dura mucho tiempo pero no se olvida fácilmente y con mucha razón si se trata de humillación. Hay casos de personas que no se han olvidado un resentimiento durante muchos años.

Pero por circunstancias el agresor emocional desaparece, por lo tanto el resentimiento que en apariencia queda olvidado, aparece en el momento que el agresor regresa al lugar, ¿Por qué pasa esto? Pues es porque la persona que está resentida tiene en su mente grabada la acción que ocasionó el daño.

Mientras  esté viendo al agresor o alguien le recuerde su nombre siempre tendrá la acción en sus ojos por lo tanto, mientras más tiempo pase más grande será el resentimiento. Hay casos en el que el ofendido llega a tomar acción agresiva por el hecho de no seguir sintiendo lo mismo por más tiempo.

La magnitud del resentimiento depende del grado de educación que tenga el ofendido, puesto que si es una persona culta lo sabrá resolver en su interior o por lo menos lo entenderá de la mejor manera, lo que no sucede con el que no lo es (educado) siempre tendrá su ego mancillado por delante.

Hay personas que no tienen delicadeza para hablar y sueltan lo que tienen en su interior, claro está que tiene una razón válida pero no se dan cuenta que no es lo que dicen, sino es cómo lo dicen. Todo ser humano tiene su lado sensible así sea el más fuerte del mundo, pero esa persona fuerte sea hombre o mujer puede enternecerse por un gesto de nobleza.

Como también con una leve sonrisa de un niño y con mucha razón de alguien a quién aprecia. Usted puede insultar a alguien sin necesidad de decirles las peores groserías, que resultan más fuertes que un golpe de puño en las partes más nobles del ser, Si usted utiliza palabras apropiadas y le dice lo que quiere decirle, en este caso el que recibe las palabras quedará en posición inestable.

Ahora, como no puede responder agresivamente se quedará callado o tomará las cosas con calma, ya que usted no lo agredió ni de palabra ni de obra y como ya saben que para una pelea se necesitan de dos energúmenos, usted no fue el primero y él tampoco a menos que sea un cavernícola pero es muy raro en estos tiempos.

Antes de decirle algo a una persona, por favor no sea hiriente, mal intencionado, burlón y mucho peor hacerle sentir que no es digno de algo, eso resiente a cualquier persona por mucho que sea culto y educado, ahora piense si esa persona puede ser rencoroso-a ¿Qué podría resultar como producto de su acción? Y todo por el resentimiento personal.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *