El temor a quedarse solos

Para empezar hago la pregunta, ¿Quién no ha sentido el temor a quedarse solos? Bueno la verdad, cuando uno es un niño jamás llega a pensar en quedarse solo, ya que siempre está la compañía de los padres, en segundo plano quedan los hermanos y en tercero los tíos, claro que eso es según mi punto de vista.

El caso es que siempre tenemos en cuenta que alguien está para estar al lado de uno, pero ¿Qué pasa cuando ya crecemos y llegamos a tener una  edad de pensar en formar un hogar? O no tanto eso, pero el plan es de salir de su casa y vivir su propia vida, entonces aunque usted no lo ha planeado y creo que más es en la mujer que en el hombre.

Quedarse solosLo que no ha planeado es que de pronto, sus padres empiezan a decirle que usted no puede hacer lo que le venga en gana porque está mal, en el peor de los casos hasta prohibirle la salida, algo que es totalmente absurdo debido a la edad. Estos casos ya los he visto aunque en hombres no es tanto un problema porque simplemente se va y no ha pasado nada.

Entonces queda el caso en la mujer. Cómo padre voy a escribir esto, Cuando uno tiene sus hijos y los ve crecer aunque yo no tuve la fantástica experiencia por mi trabajo, pero uno llega a pensar que los hijos están para siempre, aunque en el proceso a veces dan ganas de ahorcarlos por la actitud que ellos toman en cierta etapa de sus vidas (edad del burro).

Pero de igual son los hijos que vinieron al mundo porque así lo quiso la unión de la pareja en su convivir. Todo es normal hasta que empiezan a pensar por sí mismos y en especial cuando tienen hijas, como dije, se llega a pensar que toda la vida van a estar con uno, pero no es así porque la vida tiene su rumbo y proceso al cual todos nos regimos en ello aunque no queramos.

Llegó un momento en que me desesperaba la idea de que algún día se iban a ir y por lo tanto uno se llena de el temor a quedarse solos, en mi caso nunca llegué a ponerle trabas a mis hijas pero sí molestaba en el sentido de que no llegaban a la hora que “Yo quería que lleguen” cuando las cosas tienen que seguir su rumbo.

Sólo ellos pueden saber si lo que van hacer es malo o bueno ya que son ellos los que están en el lugar que quieren estar y no nosotros. Es difícil estar en esa situación cuando los padres siempre han sido los que han dicho que hacer y qué no. Un día mi hija la mayor me dijo “Papi ya no soy una bebita, ya soy mayor y se lo que debo hacer”.

Las palabras de ella fue como que me dio un golpe bajo con mucho dolor pero se me pasó rápido porque entendí que ella no necesitaba de mi para dirigirse, aunque nunca tuve que hacerlo ni la mamá aun estando en la escuela, ahora tiene 28 años y nunca deja de sorprenderme por su capacidad.

Lo único de malo es que cuando ya están en esa disposición piensan que uno va quedando en segundo plano, como que queda obsoleto y esa es una de las razones por la que los padres nunca deben dejar de aprender, siempre deben estar por encima de los hijos por muy capaces que sean.

Ahora, con esto los padres deben pensar muy bien que los hijos también tienen derecho de conocer su camino, aunque pregunten a todo mundo y se equivoquen y no lo hagan a sus padres que son los más apropiados en guiarlos. Para todos lo que crean que las hijas “tienen” que estar encerradas en sus habitaciones y piensen que es mejor a que estar en “Supuestas aventuras”.

Lo único que van a lograr es que se vayan de la casa muy resentidas con el más indolente de una causa, como que nunca va a estar en la misma posición,  el cual no sólo pierde usted como padre aunque tenga todas las buenas intenciones,  sino que pierde a su hija sólo por el temor a quedarse solos.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *