En la mira del éxito

Me comentaba un amigo, que en su vida siempre tuvo oportunidades de lograr el éxito comercial, pero él,  no las veía como tal porque sus objetivos estaban en otros proyectos. ¿Cómo puede ser posible que un ciudadano, teniendo tantos ofrecimientos de logros y no pueda llegar al éxito?

El punto era que las ofertas y oportunidades que se les aparecía en su camino, no estaban en la mira de él, por lo tanto, nunca iba a ser su catapulta de inicio para llegar a la meta que en este caso es el éxito. Cuantas personas en el mundo trabajan en oficios equivocados, que sólo por la necesidad de ganar algún dinero es que lo hacen.

El éxitoA eso se debe que son pocos los que llegan al éxito comercial. En cambio, aquellos que no lo logran y esta es una de las causas, es la mira. ¿A qué se refiere con esto? Se preguntarán, es simple, al referirme en la mira, es cuando alguien pone su visión en un objetivo, el cual pasa a ser su meta que a ciencia cierta es su éxito.

Pero ¿Qué pasa cuando una persona no consigue lo que se ha propuesto? Eso es por simple deducción, no se ha concentrado en ver muy bien el objetivo. El uno es por distracción y el otro es por falta de conocimientos. No me voy a cansar en decir siempre que el conocimiento es base fundamental para la mayoría de los éxitos.

El tiempo pasa y la mayoría de la gente no aprende de los errores, que eso es lo peor, tener que pasar por los problemas propios, por culpa de no saber preguntar o conseguir la información en la fuente, o lo que es lo mismo, preguntar al que sabe, así de sencillo. Me ha tocado conversar con mucha gente que aparte de ser necias les encanta sufrir, ellos dicen que lo mejor es tener la experiencia propia, algo que es totalmente falso.

Hay un refrán al que le han hecho algunos variantes, que estoy convencido que los que hicieron dichos cambios son personas como yo, que nunca hago algo al azar, siempre hago lo posible por consultar bien a las personas que creo o sé que saben del tema que voy a tratar. Este es uno de mis favoritos.

“El sabio aprende de las experiencias del tonto, el tonto de las propias”


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *