¿Entrar en la misma escuela donde sufrí bullying?

Es increíble que una persona llegue hacerse esta pregunta,¿Entrar en la misma escuela donde sufrí bullying? Solo el pensar debe tener un miedo tremendo, al menos eso parece ya que su mensaje daba a entender esto, aunque no es lo mismo que vivírlo. El mensaje decía:

“Como se acercan las clases y entro a la universidad, mis padres me comparan con mis primos sobre ser una floja irresponsable, ya que no he hecho ningún tramite para entrar. Lo que no saben es que sufrí maltrato por parte de los maestros y mis compañeros, tengo miedo”

Otro ataque bullyingNadie sabe lo que es hasta que lo prueba y esto es, lo que pasa cuando alguien dice algo parecido sobre el maltrato emocional, aunque a veces alcanza a niveles físicos que es lo más grave. Por lo tanto, estas palabras van directas para aquellas personas que sufren.

Toda persona tiene frecuencias mentales iguales a las que emplea la radio, un teléfono o un televisor, no me refiero que son igual en todo, lo que escribo es que funcionan así porque igual son señales de onda, que llegan muy lejos.

Esto es que si una persona tiene como frecuencia el temor a ser atacado, este cerebro siempre está mandando la misma señal en busca de alguien que tenga una señal igual. Es como si fuera un sistema de alarma, en el momento en que detecta algo se activa.

La persona que se da cuenta que su señal se activó empieza la búsqueda, esto puede ser en la escuela, colegio o universidad incluso en el trabajo, (se sorprenderían al saber que en adultos también pasa esto) hasta que lo encuentra igual como un un sabueso.

En esto hay dos tipos de personas que tienen esta frecuencia mental, la una es, porque busca alguien igual para poder comunicarse y tener alguien, con quién hacerse amigo. La otra es porque está en búsqueda de alguien, porque necesita descargar toda esa energía represada.

Esta energía es la que se produce por la indignación, la furia, la tristeza y la ansiedad de no poder decir lo que siente ante alguien. Por lo general esto sucede porque es maltratado en su misma casa, lo más grave es porque lo hacen sus mismos padres, tíos o a veces hermanos.

El punto es que todo eso que tiene reprimido necesita quitárselo, ya es cuestión de supervivencia emocional. En el momento en que se ha dado cuenta que hay alguien, se le acerca y lo mira y esta es la prueba de fuego, si denotas algo de timidez o miedo su alarma de aviso se enciende.

Lo primero que hace es hacerte una pequeña broma, al menos para esa persona lo es aunque para ti no, lo segundo que hace es ver cómo reaccionas y dependiendo de esto, es que el se lanza o te deja en paz. Lamentablemente este tipo de personas sean en donde sean que salen, casi nunca se equivocan.

Ahora si se preguntan, ¿En qué no se equivocan? Pues en que en el momento en que lanzan la broma, ya saben a quién lo hacen, muy rara vez le sale alguien por ahí que responde y si lo hace, en su mirada está presente el miedo, esto lo hace que el agresor te clasifique como víctima de él.

¿Qué puedes hacer en estos casos de bullying?

Como te expliqué, tu miedo hizo que esta persona o en algunos casos, los que han hecho muy difícil tu estancia en el medio estudiantil, saben que tú nunca vas a responder, por esto es que hasta el más tonto, inclusive otros miedosos van hacer lo mismo contigo porque saben que no dirás nada, simplemente sufrirás aunque delante de ellos no lo hagas.

Lo que pasa es que la gran mayoría lo toman como una broma y que por tal hay que reírse, lo que nadie sabe es que todo aquel que se ríe es una posible víctima, pero como no son ellos los que están en el blanco, se ríen y festejan, una persona centrada jamás se reirá de esto.

Lo ideal en este caso y por lo cuál no estoy de acuerdo, es no ir más a esa escuela. Lo malo de esta actitud es que siempre correrás por cada susto que tengas, así nunca podrás llegar a cumplir una meta. Entonces si no piensas correr porque tú eres muy valiosa, te queda el plan “B”.

Este plan es que debes borrar todo recuerdo de tu mente (Si lo haces con un programador es excelente) esto es, que debes revisar en tu memoria, ¿Qué mala experiencia has pasado con esa gente? debes sacar todo, una vez que lo tengas, borra, cambia, transforma o simplemente alejas.

Antes de que empieces, debes revisar tus emociones, ¿Qué sientes cuando recuerdas estas malas experiencias? Es necesario para que puedas diferenciar entre antes y después de los cambios mentales que podrías hacer. Por cada cambio debes sentir un alivio y siempre revisando tus emociones.

¿Después qué?

Una vez que has cambiado todo y tú ya no sientes nada por cada vista de esas imágenes, lo que vas hacer es conectarte mentalmente, con esa persona que te ha hecho la vida imposible, te paras frente a frente mirándole a los ojos, desde luego que el inconsciente de él se va a dar cuenta de que eres tú, es decir, su víctima.

En ese momento tratará de hacerte cualquier cosa para que te ubiques, dónde él te ha puesto en su mente, es ahí que tú crecerás con la nueva emoción de seguridad, incluso sin agredirlo le vas hablar sobre lo que él hace, lo mucho que sufre en su casa, lo mal que la pasa porque es abusado de alguien más fuerte.

Esto hará que él se recoja, se asuste porque sabrá que tú sabes la verdad, esto no es para que abuses, solo debes hacer que se dé cuenta de que él también es víctima y tú lo comprendes. Después de esto te retiras, al día siguiente revisas como se presenta él, si es igual o ha cambiado algo. La prueba de fuego es en el momento en que entres a clases, según eso se puede hacer algunos cambios. ¿Entrar en la misma escuela donde sufrí bullying? Ya no es problema.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *