Este negocio no es para mí

Este negocio no es para mí fue lo que dije después de estar algunos años en un negocio de tipo de inversiones. Muchas personas siempre están buscando estabilidad económica o como algunos lo entienden como libertad financiera, en todo caso es lo mismo aunque se diga, escriba o se pronuncie de otra forma.

Cuando uno ha entrado en algún tipo de negocio o trabajo propio, por lo general, al comienzo no se da cuenta de los pasos que ha dado para llegar hasta dónde está en estos momentos, ¿Las razones para esto? En lo personal pienso que es porque uno busca el dinero a como de lugar, por lo tanto en esos momentos no se ve nada.

Esto no es míoEn algunos casos no se trata de que si el negocio en el que está metido le produce utilidad o simplemente es un medio como para pasar distraído, como es el caso de un señor que vende quesos de puerta en puerta, claro que no lo hace solo porque siempre va acompañado de su esposa. Durante el tiempo que está en este tipo de trabajo-negocio no sabe todavía si es bueno o no.

Ahora usted se preguntará, ¿Cómo una persona no puede saber si el negocio en el que está es bueno comercialmente? Al menos también me hice la misma pregunta y lo que me respondieron fue “Tienen algunos años en eso y como no lo hacen por ganar no saben si es bueno o no” La explicación es que ellos tienen casas renteras y los que cobran los arriendos son otras personas, es decir que tienen tiempo de sobra.

En pocas palabras lo hacen para tener en que ocupar el tiempo y pasar distraídos, ya que cada cliente lo hacen como si fueran sus amigos. Lo único que les interesa es que cada vez que necesitan comprar el producto, el dinero para dicha compra está dónde debe estar.

Ahora desde luego que les debe quedar utilidad, pero como no es el fin de ellos no llevan cuenta. Ahora en los casos que se entra en algún tipo de negocio y que si le es rentable, después de un tiempo, como que se da cuenta que no es lo que esperaba.

Al menos eso fue lo que me pasó que a pesar de ser una mina no me sentía bien. En el comienzo cuando entré en ese mundillo no me agradaba, pero cuando me di cuenta cómo era el negocio fue otro el cantar.

Me empezó a gustar a medida que pasaba el tiempo pero también me di cuenta, que el medio en que se desenvuelve no era el que yo pensaba, es decir no estaba en mis parámetros como para dedicarme a fondo a pesar de que era muy lucrativo, entonces fue ahí cuando dije que este negocio no es para mí.

Parece mentira pero de tantas veces que dije esa frase, todo empezó a complicarse y más de ver cómo iba aprendiendo estrategias de cómo vivir en ese ambiente. En alguna ocasión me dijeron que yo me debería sentir muy bien, ¿Por qué debería estar así? Pues según ellos era porque el dinero me venía por todos lados y en parte era así.

No dependía de mi porque  no me gustaba el medio ya que era demasiado vulgar,  el trato con aquellas personas que a pesar que eran respetuosas al menos conmigo, pero con los demás era de espanto.

Lo que me chocó fue que recién había cerrado mi empresa, que aunque no era grande que se diga pero. Igual me rodeaba con gente de empresas grandes y desde luego que la educación era un giro de 180 grados, por lo tanto eso me empujaba a rechazar algo que me hacia la vida bien fácil.

Pienso que una persona debe estar en donde se sienta bien y no estar por el simple hecho de que gana dinero, en este caso usted vivirá siempre a presión que con el tiempo lo único que ganará es una enfermedad, o sea va a trabajar para poder pagarle a los especialistas.

Evítese estos problemas y cuando vea que en lo que trabaja no se siente feliz o tranquilo mejor diga “Este negocio no es para mí” y cámbiese que todavía está a tiempo. Está prohibido ponerse a pensar ya que encontrará, una y más razones para seguir aunque no quiera.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *