Cómo alejarse de la zona de confort

Para muchos posiblemente sea contradictorio el leer “Hay que alejarse de la zona de confort” porque la frase tiene que ver con la comodidad, pero  en buena hora que este tipo de comodidad es para los ineptos y no para personas emprendedoras que están en búsqueda de cómo llegar al éxito.

La imposibilidad de las personas que  se dan cuenta que algo se interpone en su camino, hace que ellos busquen la salida más próxima y rápida a sus problemas pero, lamentablemente no son personas que hacen lo posible por encontrar la mejor solución, sino la comodidad de qué se puede hacer para estar más seguros.

Zona de confortEl problema se hace más notorio cuando los afectados son los más cercanos, en este caso su familia. Llega el caso que en algunas circunstancias se han quedado sin familia y a ellos no les afecta en lo más mínimo, ¿Por qué sucede esto? Pues porque lo ven como una salida a sus preocupaciones y más barato.

La solución beneficia a todos los que intervienen en ello pero es efectiva cuando la separación es propia o sea, que tanto la esposa como los hijos desaparecen del mapa, porque si no es así es fijo que el que actúa por comodidad entrará en el medio por necesidad de que alguien le ayude.

Generalmente la comodidad que asume una persona como propia es porque aprendió que ahí está más seguro y sin molestias, aunque para que eso suceda tiene que tener un apoyo que en este caso es el que asume la responsabilidad, que en mala hora viene a ser la esposa y con más fuerza cuando se da cuenta que ella lo hace por amor.

Fatal error el confundir el amor con una responsabilidad. He visto casos de personas que  aprendieron a ser protegidos por sus esposas, so pretexto de que no hay trabajo y como vieron que se les hizo fácil sumado a los mimos de su amada, vieron en ella a alguien que se puede hacer cargo del pesado cargo que él “Lleva”

Por esa razón si de pronto se dan cuenta que se sienten aliviados por algo que hace su compañera de vivencias, es mejor que hagan algo por compensar su labor que de ser posible con algo material para el hogar, sumado a los reconocimientos directos y con mucho cariño hacia la que siempre está dispuesta a poner su hombro para alivianar el peso.

Ahora la razón de esto es para que no caiga en la tentación de ser siempre un holgazán, porque como ya dije que esto se aprende y con mayor facilidad, si los medios se prestan para que llegue al extremo de sentirse con derecho de que hagan otros lo que le corresponde como ser humano responsable.

Entonces con esto pienso que muchos lo van a pensar muy bien la situación, al menos antes de que pase algo parecido. Sólo es cuestión de pensar en un presente muy eficaz para que todo funcione muy bien y la próxima vez, cuando vea que su compañera se preste a darle una ayuda no olvide que la frase dice “Hay que alejarse de la zona de confort”.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *