Japón y su gente

Es sorprendente ver como Japón y su gente se levanta de tan terrible desastre. En un artículo que escribí anteriormente, resalté la inteligencia y valentía de dicho pueblo como es el japonés.

Como con paciencia logro superarse y llegar hasta donde estaba hasta hace unos cuantos días, que sucedió el trágico terremoto. Cuando se pensaba que era todo lo que había de pasar, llega el maremoto devastador que arrasa con lo que quedó de escombros.

TodosEn parte parecía que ya había llegado el clímax del desastre, pero no fue así, las plantas nucleares no soportaron el movimiento telúrico, a pesar de que fueron construidas para aguantar cualquier evento de índole natural.

Nadie contó con un sismo de tal magnitud, que a pesar de su estructura no soportó dicho movimiento terrestre, ocasionando daño en el sistema de enfriamiento y que podría terminar en lo peor.

Su gente está haciendo un esfuerzo sobre humano, a riesgo de sus propias vidas, porque hasta ahora siguen luchando para que no termine en desastre total. No sería sorpresa que mañana su gente esté de nuevo en el frente, con su tecnología su historia y más que todo con su paciencia.

Esto para retroalimentarse para en un nuevo presente, enseñar a sus hijos lo que ellos fueron capaz de hacer para seguir adelante. Hoy sufren, mañana sonreirán y lo sucedido quedará sólo en los libros de historia.

Debemos ser consciente de lo que el pueblo japonés nos enseñará con el pasar de los días, a como seguir adelante y no fracasar en el intento. Cuantos de nosotros hemos estado a punto de abandonar un proyecto, sólo por el mero hecho de no tener un recurso, que lo podría conseguir sólo con pedir, pero no, no lo hacen por la pereza.

Japón a pasado por muchas vicisitudes pero sin embargo se han levantado y se han hecho mucho más fuerte. Llanto, lamento y echadas de culpa hacia otras personas o cosas, es lo que dan escusa los mediocres como para justificar su derrota, y lo que es peor, no aprenden y siguen haciendo lo mismo.

Superación es lo que debemos aprender de Japón y su gente y no sólo eso, también debemos aprender a reconocer nuestros errores y responsabilidades, para de esa forma entrar en conciencia, que lo que vamos hacer y ser de aquí en adelante será unas personas altamente productivas, así como el ejemplo que nos están dando.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *