La agresividad

Llegar a la agresividad es cosa de un paso pero claro que no es cuestión de decir y ya. La agresividad es prima hermana de la estupidez, que sumado a la ignorancia da como resultado una actitud agresiva. La mayor parte de las veces, cuando un niño crece con actitud agresiva es por el medio en el que se desarrolla.

Inconscientemente la vida que lleva le enseña que lo que hace es normal aun lastimando o hiriendo a los demás. Posiblemente la persona fue maltratada o sufrió mucho y lo único que hace, es “Defenderse” de las posibles agresiones que él cree que es objeto en el momento. Personas así no viven en paz y siempre les sigue los problemas.

La estupidezToda persona se mueve por energía y dependiendo de la energía que irradie es la que da la pauta para la vida que lleva, en este caso si su actitud es violenta es por una reacción a un posible ataque, por lo tanto, sólo las personas que tengan el mismo grado de frecuencias es la que se les va a acercar, que en definitiva es los problemas.

Hay personas que no se las puede ni siquiera mirar. Hace muchos años, posiblemente más de treinta años, estaba haciendo cola para entrar en un cine, eran esos tiempos cuando ir el cine era lo más espectacular y mucho mejor cuando la película era de emoción. Resulta que en la cola donde yo estaba, había dos personas.

De las cuales uno era de estatura mínima quizás 1.50 cm. El otro hombre tenía más de 1,75 y posiblemente más, el caso es que el más alto empezó a mirar al más bajo y que justo estaba parado delante mío, pero fue de esas miradas furtivas de pasada y ya al menos para mí no fue de importancia, porque en realidad no era nada.

Resulta que en un momento el más bajo le reclamó de por qué lo miraba y ya pueden imaginarse, que con la estatura que tenía se lo veía como esos gallitos de pelea y para el colmo, estaba sentado en el suelo de la calle por la espera a que abran la boletería del cine. El otro hombre, herido en sus sentimientos por la forma cómo le reclamó, se le acercó.

Estando ya cerca de él se da cuenta que era bien bajito, entonces empieza a reírse burlándose de lo pequeño que era en comparación con su estatura. No sé en qué momento porque fue en fracciones de segundos que él bajito ya lo tenía sometido agarrado del pelo al más alto y le daba golpes en la cara, no contento con eso le empezó a patear en la cabeza.

Fue increíble ver cómo un hombre tan bajo de estatura pero con tanta violencia que prácticamente trapeó la calle con el cuerpo del “Grandote”  porque no pudo hacer nada, ni siquiera le salió un insulto cómo es normal en estos casos, estaba tan asustado que no sabía lo que le estaba pasando. Ahora ¿Piensan que vale la pena tanta agresividad?


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *