Qué es la amistad y la hipocresía

La vida nos trae sorpresas y más cuando la amistad y la hipocresía se juntan, posiblemente para algunos no sea importante porque hay una posibilidad muy elevada que también lo sea, pero como ya saben que los pocos no somos todos, por eso es que hay que decir lo que se siente en el momento.

No hay que esperar el primer segundo que la persona salga para desatar todo el veneno que se guarda, cual no tiene pretexto para salir sino cuando encuentra un modo seguro de hacerlo. Hay personas que a pesar de sus años no aprenden que hay algo que se llama “Prudencia” que es el archienemigo de la “Hipocresía” y por tal se dedican a molestar las vidas de los demás.

La hipocrecíaSegún lo que me he dado cuenta, las personas que no han logrado llegar a metas preestablecidas por ellos mismos, que piensan que la vida les debe mucho y lo que es peor, no se preocupan de saber cómo cambiar ese destino que por el cual ellos fueron los arquitectos del mismo.

Entonces piensan que nadie puede saber algo más porque ellos no lo saben ¡Fatal error! Que lo cometen casi a diario. Lamentablemente son expertos en mostrar una cara sonriente ante las victimas de sus juegos morbosos, hasta el extremo que buscan a alguien para conversar buscando temas para saber lo que la otra persona piensa.

Cuándo se dan cuenta que esa persona tiene algo en su mente y ellos por la desgracia de su vida no sabe que existe, continúan con la conversa mostrando cómo si le interesara hasta saturarse de envidia, por lo tanto se aleja buscando a un tonto útil que lo escuche por lo general siempre es alguien como él.

Esa actitud de buscar alguien que sea como él es porque corre el riesgo de que si no es así lo van a censurar por su actitud y para evitarse ese riesgo y mal rato lo evita, que conste que no digo vergüenza porque no la sienten. Personas con esos rangos de calidad humana muy rara vez llegan al éxito.

Me decía un amigo que no se puede evitar esa clase de amistades porque si uno los pone en su puesto, hay el riesgo de que por venganza empiecen a soltar su lengua venenosa en otras partes y quién sabe si lo hacen por ahí mismo, aunque yo no estoy de acuerdo me parece que es la medida que hace menos daño.

Ahora, ¿Por qué no estoy de acuerdo si es la que menos daño hace? Es sencillo, es porque uno pasa a formar parte de las filas de los hipócritas,  que aunque no se haga lo mismo que ellos hacen pero se está aceptando lo que hacen, al menos estando en el mismo ruedo y lo que es peor darle la mano cuando saludan.

Es un gran dilema. Pienso que a la amistad hay que respetarla, apreciarla y si uno se da cuenta que no hay aprecio de la otra parte es mejor retirarse de la mejor forma, simplemente alejarse al menos en mi caso, no sirvo para sonreír a una persona que me ha hecho daño, lo que hago sin llegar a extremos es alejarme.

Claro que si se disculpa es otra cosa pero eso para muchas personas es como que el cielo se le viene encima, porque piensan que la disculpa es prima hermana de la humillación, ¿Ustedes creen? Entonces mucho cuidado con la amistad y la hipocresía.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *