La Apatía Te Hace Daño

La apatía te hace daño y eso es un hecho, al menos si te preguntas ¿Por qué la gente no se acerca a mí? Para que se entienda muy bien, hay que entender qué es la apatía. Según los expertos dice: Manifestación de desinterés, indiferencia o falta de entusiasmo por lo que se hace. Lo que se entiende que alguien que usa la apatía como medio de vida, es alguien que no le importa nada de lo que pase a su alrededor.

Todo lo que hace es solo porque tiene que hacerlo, nunca lo hace porque le interesa. Esto algo parecido al mediocre solo que el apático puede ser muy bueno en lo que haga. El punto es que no le ve el interés pero lo hace, es como vivir sin sentir solo que si no vive no está.

Desinterés por las cosasNo es fácil de explicar pero el que lo entienda muy bien, es aquel que si ha sentido esto en su interior. Yo lo he sentido y por eso es que lo escribo y fue hasta que conocí la razón, de por qué debo vivir.

Esto no es que alguien se quiera morir, simplemente es alguien que se ubica en el lugar del caminante, que al pasar solo deja una pequeña estela de aire, que más tiempo tomó dejarlo que el disiparse.

Su vida es triste aunque no lo aparente pero en el fondo siente que algo le falta. El mediocre actúa de una forma parecida solo que lo que toca, lo hace de mala gana y sin sentido mas que obligado.

El mediocre puede sentir que no le interesa y esto se da, porque todo lo hace a medias y es más probable que mal hecho. Por lo general el mediocre puede vivir toda la vida así. Esta clase de vida no lo asusta porque la ve a su manera.

Por eso es que en el momento en que tenga hijos-as, verá su resultado en la actitud que ellos aprenden, con el ejemplo que su padre mediocre les da. Así tenga una razón para ser mejor, no la verá porque si mente funciona de otra forma.

El apático ve la vida de otra forma, si se da cuenta de lo que tiene en ese momento, hará todo lo que se pueda para retenerlo y eso incluye cambiar de actitud. Por lo general lo que puede detonar algo así es el sentir aprecio por alguien y más, si se enamora incluso puede cambiar la forma de ver su alrededor.

¿Se aprende a ser apático?

Desde luego que si, esto no viene por defecto al nacer ya que nadie nace, con sentimientos y peor que sean negativos. Se aprende en la familia si es que todos funcionan así, pero hay la posibilidad que tú no hayas sido bienvenido y no una vez, esto es cuestión de varias veces.

Con esto alguien al enterarse de esto y que posiblemente, también haya sido rechazado, te aconseja que no le des importancia y que hagas como él lo hace. Al comienzo es posible que no le quieras hacer caso.

Pasa el tiempo y te vuelve a pasar y no solo eso, te pueden negar cosas que quieras. En especial si se lo has pedidos a tus padres, ellos por alguna razón no te lo dan dando clara muestra que no es importante.

Esto aunque no lo sepas en la realidad, pero lo asumes como que es así. Esto es que al cansancio de tanto y tanto no recibes ni te dan, llegas a entender lo que te aconsejaron. De esta forma aprendes que mejor es dejar pasar, como cual pedo salió de tu interior y sigues así.

Esto se convierte en el problema porque la persona que aprendió esta actitud, asocia con todo lo que se le presenta y no es que lo hace de golpe, esto es igual como la evolución ya que toma su tiempo.

Cuando llegas a una edad de adulto te has convertido en un apático profesional, que actúas por impulso solo al detectar algo de presencia, como puedes llegar a pensar que no serás bienvenido simplemente desde ya, lo has descartado.

Esto es así de simple y nadie está a salvo de pasar por esto, pero depende mucho de quién han sido tus padres y cuál ha sido tu entorno. Todos necesitamos una pequeña sonrisa, a nadie le afecta si la da sin tener que comprometerse en algo. Sonríe que la vida es hermosa ya que la apatía te hace daño.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *