La despedida de un padre

Tomando recuerdos de mi mente, me vino algo que no pude ver por la distancia, eso es la despedida de un padre. Hace algunos años mis padres decidieron ir a visitar a mis hermanas, que estaban viviendo en otro país y como una señal de despedida me decía que algo le anunciaba que no volvería, pero era algo raro porque mi papá todavía se lo veía joven y fuerte, yo simplemente escuchaba.

El caso es que se fue y nunca más regresó. La visita sólo era por unos días pero a los 10 años recibí un vídeo de una celebración y ahí estaba mi papá, viejo y cansado, ya era un anciano y eso me dolió mucho ver a mi papá así, no tanto porque se haya hecho viejo, sino porque no lo vi envejecer, no pude disfrutar de sus consejos sabios dignos de un noble anciano.

Un padreEso es algo que los muy jóvenes no aprecian, sólo lo hacen cuando ya están en la misma ruta. Como 5 años después me enteré que mi papá estaba enfermo y mis hermanas gastaron dinero hasta para traerlo en una urna, muy costoso por cierto. Lo increíble del caso es que mi papá siempre decía que él no quería morir sufriendo, ni quemado, atropellado, herido o lo que sea.

Siempre decía que si ese era el caso, él se encargaría de no hacer sufrir a nadie, como siempre yo le escuchaba y terminaba aceptando lo que decía. Cuando llegó el momento de estar enfermo y por el cual no podía responder a las medicinas, ocasionado por pastillas que había tomado  sin agua en su vida, en parte  eso era verdad porque si lo hacía, mi papá era un poco recio.

Algunas veces le había dicho a una hermana que ya no gastara más dinero, que lo dejen tranquilo que él se iba y ya, nadie le hizo caso. Un día conversando con mi mamá, mi papá le decía que él había meditado todo lo que había hecho en su vida, por las cuales había pedido perdón, sólo quedaba algo por la que todavía tenía que consultar y eso era, si mi madre le podía perdonar por cualquier cosa que haya hecho en su contra.

Mi madre no lo pensó simplemente le dijo que no tenía nada que perdonar y lo que pasó pues ya pasó y nada más, pero mi padre tenía, es más, necesitaba  escuchar que mi mamá le perdonaba, no fue más, le dijo que si le perdonaba cualquier cosa, entonces mi padre llamo a mis hermanas y les hablo, ¿Qué les dejo? Ahí si no sé, no me lo han dicho, pero después de eso dijo “Bueno, no tengo nada pendiente ¿Ahora si me puedo ir? Por favor” Asentando la cabeza mi mamá, mi papá se reclino sobre la almohada de su cama y se quedó dormido.

Todos pensaban que estaba dormido incluso las enfermeras del hospital, después de dos horas que era la hora del medicamento, lo llaman como era de costumbre y no despertaba, llamaron a los médicos y movimiento por ahí y por allá, ya no se pudo hacer nada, tenía justo dos horas de muerto que coincidía con la hora de conversa. Yo no tuve la suerte de despedirme de mi padre y a veces pienso que tenía que ser así.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *