La incapacidad para controlarse

El control existe en todo y con mucha más razón el control emocional pero para algunas personas, no saben que también existe la incapacidad para controlarse. Las emociones es lo que nos hace sentir que estamos vivos y por las cuales nos hace tomar decisiones, en algunos casos excelentes y en otras terribles.

Aunque parezca algo raro, todos estamos seguros de que tenemos razón en cuanto pensamos que tenemos control de nuestras emociones. El punto es que desde nuestra posición somos dueños de la verdad, solo por el hecho de que es nuestra verdad y no la de los demás pero, lo que no sabemos en cierto modo es que nuestra  verdad no es absoluta.

Sin controlLo mismo pasa con las personas que tienen la incapacidad para controlarse, que en cierto modo para ellos no es incapacidad sí no “Su forma de ver las cosas”, ¿Qué pasaría si de pronto usted la llama la atención a una persona que está actuando de una forma incapaz para controlarse? Pues le respondería que usted no sabe o, que él sabe lo que hace.

La triste realidad es que mientras esa persona no vea el entorno desde un tercer punto, nunca se va a dar cuenta de lo que hace. Todos tenemos razón cuando tomamos una decisión sea esta mala o buena, solo el resultado dirá si fue la recomendada o no. Toda persona antes de tomar una decisión, tiene una imagen o película mental que hace que se mueva impulsado por la emoción.

La calidad o forma de esas películas o imágenes mentales va de acuerdo a las fuentes de información que tiene a la mano o adquirió con el tiempo. En la mayoría de los casos, cuando una persona tiene la incapacidad para controlarse tiene resultados contrarios a lo esperado y a veces funestos, que solo se dan cuenta cuando ya no tienen remedio.

Hace un tiempo leí en un libro sobre un acto que tiene mucho que ver con la incapacidad para controlarse. Esto sucedió en tiempos de la antigua China, justo en los momentos que  los actos de los valientes solitarios o que actuaban por su cuenta así tengan superiores, que de igual era bien visto ya no era factible porque los sistemas de combate habían cambiado.

Se iba a desatar una guerra entre Wu Ch’i contra Ch’in. En las filas de Wu Ch’i había un oficial que era excelente en los combates pero tenía un grave problema, él tenía la incapacidad para controlarse por tal tomaba decisiones que en algunos casos fue disculpado pero en el más importante no.

Este oficial era tan acelerado que posiblemente sus imágenes mentales le hacían creer que él era muy importante y poderoso, además es casi seguro que a sus enemigos él los veía muy poca cosa.  Para coronar todo esto, el quería impresionar a su regente, amo o señor y por tal lo único que podía hacer es actuar.

Sin esperar una orden este oficial salió de las filas y se lanzó contra el enemigo, algo que estuvo por demás precipitado pero consiguió cortar dos cabezas y después regresó triunfante. Esta acción enfureció al señor Wu Ch’i que sin perder el tiempo lo mando a detener para luego dar una orden de decapitación.

Como siempre hay abogados de diablos en todas partes y este con el rango de Comisionado del Ejercito le reprende a su señor diciendo: “Se trata de un oficial de talento, no debería ordenar que se le decapitara” (El arte de la guerra de Sun tzu pag 64) para esto la respuesta de Wu Ch’i fue “Estoy seguro de que es un oficial de talento, pero es desobediente” sin esperar más ordenó que lo decapiten.

Aunque para muchos sea algo por demás drástico pero como escribí anteriormente, “Todos tenemos razón cuando tomamos una decisión sea esta mala o buena, solo el resultado dirá si fue la recomendada o no” que en este caso no fue la recomendada para dicho oficial puesto que le costó la vida aun siendo un excelente soldado.

El proceso de la incapacidad para controlarse se basa en que sus imágenes son coloridas y de gran tamaño,  claro que en comparación del tamaño de su pantalla mental aunque  es muy posible que hasta tenga sonido. Por esta razón es que la persona nunca va a pensar que está equivocado en su acción y peor va a pensar que tiene la incapacidad para controlarse.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *