Qué es la mediocridad escondida

En alguna época de nuestras vidas y sin darnos cuenta hemos llevado la mediocridad escondida, que en cierto modo no es malo pero cuando ya lo hacemos como parte de nuestras vidas, ahí sí es malo.

Cuando fuimos muy jóvenes casi no le dábamos importancia a los quehaceres de la vida, me atrevo a decir que lo tomamos como algo simple. No me cansaré de decir, que en eso tiene mucho que ver qué ejemplo dan sus padres desde que los hijos son unos bebés, ya que ellos son como una esponja para recibir información.

MediocridadPosiblemente no se den cuenta de lo que aprendan pero, cuando ya están en crecimiento y en aprendizaje consciente van a entender todo lo que ya estaba implantado en su mente inconsciente.

Por lo tanto, si lo que vieron fue a un padre holgazán, eso es lo que pensarán que es normal y como tal, el producto de la obra de un padre será un hijo holgazán. Ahora, como todos sabemos que el mundo se mueve a velocidades superiores, por lo tanto no se puede esperar a que las cosas vengan solas o que estén listas sólo para cogerlas cuando uno quier

Entonces como sabemos o aprendemos de la experiencia todos tratamos de superarnos, con la única diferencia que el que tuvo buenos ejemplos lo hará rápido y bien hecho, en cambio, el que no tuvo una buena escuela no tiene de dónde sacar la información para que sus pasos sean seguros, por lo tanto trata o se pone una máscara que ni el mismo sabrá cómo se la puso.

El caso es que como no sabe que no sabe, aparece como tal cuando no lo es por tanto en la mayoría de los casos caerá sin pena ni gloria. El peligro en esto es que mucha gente se adapta al medio en el que están, por lo tanto se pasan la vida con la mediocridad escondida. En buena hora que si hay gente que quiere superarse.

Con la superación es que mucha gente ha logrado barrer la mediocridad y prácticamente, la ha botado al tacho más lejano del olvido. Con ello lo que ha logrado es llegar hasta dónde nadie o muy pocos han logrado llegar, lo que es conocer el verdadero éxito.

Ahora, con esto no digo que es fácil romper un molde que se ha formado con años de aprendizaje. La facilidad viene porque usted lo quiere y no porque se lo impongan, ya sabe que tener no es lo mismo que hacer.

En el uno está la obligación y en el otro la superación natural que hay en cada uno de nosotros, sólo es cuestión de que se dé cuenta de cuantos logros fingidos a obtenido  en su vida y compare con el que si lo tiene de verdad.

Cuando lo haya hecho, es hora de ponerse a pensar como lo va hacer ya que siempre que el alumno está preparado, aparece el maestro. En mi caso me pasó algo parecido pero nunca he pensado que ya lo sé todo, porque hay que ser humildes para aprender, al menos siempre estoy aprendiendo algo y no me canso, es más, el tiempo pasa muy rápido cuando hace lo que le gusta hacer, por lo tanto deje la mediocridad escondida.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *