La sombra es la que delata

Toda actitud inconsciente de una persona es como su sombra, por esto, La sombra es la que delata ante los demás. Lamentablemente casi toda la humanidad tiende a fijarse solo en lo que se ve y lo que no, pues lo dejan de lado, sin darse cuenta que la personalidad verdadera es la que no se ve a simple vista.

En este caso, nos dejamos atontar por el brillo que brota de la persona ocasionado por sus palabras y acciones, que por la necesidad de apariencia la hace, como es el comportarse bien delante de los que lo están viendo incluso en el hablar. Este tipo de persona casi siempre deja un rastro a menos que sea un experto en el arte de la apariencia.

La sombraEste rastro es justamente una sombra que en este caso, la sombra es la que delata y la que pone en evidencia. No es fácil darse cuenta pero, cada persona tiene un momento de desequilibrio en la que deja abierto el camino, que da permiso para ver en si cómo es en realidad, esto puede ser en momentos en que quiere sacar información por alguna razón.

Su inquietud lo pone indefenso, ahora ¿Por qué sucede esto? Es simple la respuesta, esto sucede porque este tipo de persona que en realidad son falsos, tienen miedo de que las personas se den cuenta de lo que son, o si hay sospechas de que alguien se enteró de algo de él, que es lo que en realidad le importa.

Por esto, cometen errores que por tapar su ego lo que hacen es darse a conocer. Un error simple que cometen es que empiezan a preguntar al disimulo y hasta ahí, todo está bien pero el error aparece cuando empieza a hablar con uno y otro y casi siempre es con versiones diferentes.

Generalmente este tipo de personas no son bien vistas por el barrio en el que viven, aunque creen que si. Estas personas al confiar en la aparente amistad dicen esto y aquello sin darse cuenta que será divulgado, aunque no con voz en pecho pero si a la persona que es la indicada, entonces es ahí que la persona va dejando su sombra.

Cuando esto lo repite una y otra vez, queda marcado ya que la sombra es la que delata siempre estará cometiendo errores, que en otras ocasiones no eran evidentes porque no se las conocían en cambio, ahora todo lo que hagan y que esta persona crea que nadie se da cuenta, pues ya ni caso le hacen porque saben las intenciones, aunque si escuchen lo que dicen.

Cuando alguien se hace conocer del mal que padece, sin querer es conocido hasta en barrios ajenos porque lamentablemente, los chismes y cuentos tienen una velocidad de proyectil intercontinental, que llegan más rápido y más lejos que una acción buena de alguien que actuó de buena fe.

La sombra es la que delata y esto es verdad pero, ¿Alguien puede quitarse esa sombra negra que se hizo acreedor por sus sombríos méritos? Claro que sí, pero para que esto tenga lugar la persona deberá estudiar sus acciones desde un punto disociado, aunque es bien difícil que asuma una responsabilidad porque su ego gigante es el que domina.

Pienso que con humildad que también es difícil que lo quiera reconocer, pueda poner manos a la obra y cambie su vida, ¿Hay buenos resultados en esto? Claro que los hay pero tiene un proceso y esto es que, todo cambio tiene una acción que es la persona que desea el cambio y por tal, tiene una reacción.

Esta reacción es la que ejecutan los que están en su rededor o sea, el vecindario, barrio, lugar de trabajo o familia. En este caso, al ver que usted tiene un cambio en su vida y más por su actitud, vendrá siempre la pregunta ¿Qué le pasa a fulano? En este caso les parecerá bien raro lo que hace o como se comporta.

Esto es bien fuerte porque más fácil le da ser el que siempre ha sido pero si se empeña en tener un cambio en su vida, deberá prepararse y no hacer reclamos tontos sí no seguir con el plan, es más, pienso que ha cada comentario acusativo porque eso es lo que va a recibir, debe sonreír y tomar del buen lado.

Esto funciona con casi todos los cambios porque si no hace así, tú reaccionarás con dolencia y en casos con violencia por no soportar los comentarios o burlas de los demás. Es decir, si de pronto alguien te dice “Oye, no te hagas el loco que se muy bien que tú no eres así” ahora ¿Qué puede responder?

Una respuesta simple, “Vaya, parece que me conoces pero…¿Tú te conoces? Porque yo me estoy haciendo el loco” esto acompañado de una sonrisa y sigue con su camino sin dar paso a que el otro le diga algo más. El resultado es que tú has ganado sin pelear y lo mejor, es que estás dando por sentado que si es verdad que tú estás cambiando. esto funciona muy bien. La sombra es la que delata pero tú te la puedes quitar.

[youtube watch?v=qvfKSdyqgA8]


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *