La suerte el azar y Yo

La suerte y el azar vs. Yo, más parece una contienda de lucha libre de la wwf pero, en cierto modo es así y me refiero a que si es una contienda, por el hecho de que muchas personas atribuyen su destino a la suerte y al azar pero yo me mantengo en que uno es el dueño de su destino, sólo depende de qué clase de energía es la que nos rodea, claro que para que eso funcione depende mucho de la frecuencia.

Ayer visité un blog de unos amigos y me salieron con el tema de la suerte, es increíble la cantidad de comentarios de las personas que estaban de acuerdo con la suerte y el azar, contaban pequeñas historias sobre por qué le atribuían dotados poderes a la suerte y al azar, pero mientras más leía más me convencía de lo errado que estaban.

La suerteEllos dicen categóricamente que sin la suerte no podrían estar donde están en este momento. La frecuencia a la que me refiero y que creo que en otro artículo lo expliqué, pero igual, en la repetición está el gusto.

La frecuencia es igual a la que hace que una emisora de radio capte una señal y envíe o reciba los programas que ellos tienen, por lo tanto, su cerebro es un emisor y receptor de ondas con sus respectivas  frecuencias, entonces si usted está o es propenso a tener miedo, tenga por seguro que sólo las personas que tienen su frecuencia es la que siempre estarán por su camino.

Por experiencia propia, lo he practicado en juegos como el villar, póker, casino,  inclusive he perdido documentos muy valiosos, dinero y siempre los he encontrado aun estando en medio de cientos de personas, ahora me dirán ¿Cómo es que funciona? Pues funciona porque en mi frecuencia no está el perder algo,  o de que me roben, ahora dirán ¿Tan fácil es?

Pues no es tan fácil, porque primero tienen que entender que ustedes son los arquitectos de su vida, y que en este relajo no entra Dios. Si usted es de las personas que le echan la culpa de todo a Dios, por lo bien y por lo mal que la está pasando, es candidato a que le pase cualquier cosa. Como les dije, no es cuestión de suerte ni de azar, es cuestión de qué clase de frecuencia tiene en su onda mental.

Si usted sale un día en su vehículo y se encuentra con amigos, que para festejar el “Encuentro” lo celebran con bebidas de moderación (cerveza) y ya completos hasta la coronilla, cada uno se va para su casa, 10 minutos después el dichoso amigo choca y mata a una persona. Cuidado me dicen que es mala suerte, eso es estupidez, porque la onda mental no estaba en orden.

Como tal, se topó con otro que aunque no haya estado borracho, pero estaba preocupado o deprimido que es casi igual que ir bebido al volante, con el cual justo por “Mala suerte se le cruzo en el camino” y zas chocaron. Ahora, ¿Qué tiene que ver la suerte con eso?

Nada, es simple, medite el asunto que si todos lo hiciéramos no habría conflictos con alguna persona, así que en esta contienda prefiero ser Yo mismo, antes que la suerte y el azar me dominen. En último de los casos, si tanto cree en la suerte, entonces créala para usted mismo.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *