La vida es una película

Las personas y me incluyo tenemos por costumbre creer que las cosas son como quieren venir, sin darnos cuenta que la vida es una película en la cual,  nosotros decidimos quién es el director. Al menos en mi caso, si entendí que depende de como veamos nuestro entorno porque según eso, es que nos dirigimos hacia adelante o hacia atrás.

Un día un cliente-paciente que vino a una consulta me contaba lo mal que le ha tratado la vida, ahora con 60 años, recién se ha dado cuenta de que algo podía hacer, aunque no sabía qué hacer pero tenía la opción de consultar en la fuente, es decir, preguntar a alguien que ha tenido los problemas con solución o a un profesional que lo pueda guiar.

La vidaPara él, todos se confabularon para que su vida sea difícil sin darse cuenta de que él es el único culpable, ¿En este caso por qué? Pues resulta que sin darse cuenta ha sido toda su vida, director y actor con su propio guión el cual, solo él tenía el poder de cambiar su libreto pero, nunca pensó así ya que siempre pensó que la película de su vida ya estaba hecha.

No es fácil darse cuenta de esto y para hacerlo se requiere que la persona medite muy bien su situación, en el momento en que lo haga pasará a ser solo el director y no un actor de otros directores, es decir, que muchas personas sin darse cuenta nos dicen que hacer y es peor cuando si se dan cuenta de que lo pueden hacer.

Es verdad que no se puede hacer las cosas en total soledad porque siempre se necesita de alguien, aunque sea para que lo acompañe pero, eso no quiere decir que tengamos que ponernos a los pies de los demás, con el cuento de que nos ayudan. El riesgo que existe en esto es que nos hagamos dependientes y no sería una mala idea del todo pero, ¿Qué pasaría si la otra persona se aprovecha de la situación?

Simplemente es mal negocio, ¿Mal negocio? Lamentablemente es así porque la vida es una película y los actores, directores y demás personas que intervienen en nuestra película, ganan y por mucho que digan que no pero es así. Lo que ellos ganan desde luego que no me refiero a dinero, que quede bien claro.

Lo que ellos ganan el cual es inconsciente es lo que nosotros le entregamos de nuestra parte, piensen, ¿Cómo ha sido su vida hasta hoy? ¿Son ustedes los que toman sus decisiones personales? Si es así, entonces la película de su vida debe ser bien dirigida y con buenos resultados.

Lamentablemente, son muy pocos los que podrían afirmar que su vida está bien dirigida y esto sería el uno por ciento, del total. En situaciones así, nadie le va a decir que su vida tiene tropiezos, ¿No es verdad? A menos claro que se tope con alguien que le encante sufrir y que le tengan lástima.

En esos casos, siempre le va a contar cualquier cosa que le pase en su vida con la diferencia, de que se lo va a decir a su manera y esto es trágicamente. Para este tipo de gente, nunca hay momentos buenos y su vida la dirige cualquier director, logrando con esto que la película de su vida sea de sufrimiento.

La vida es una película y es verdad pero nosotros ponemos el escenario y quién entra como actores, con esto somos dueños del resultado de éxito que tenga. Nadie tiene la capacidad de adueñarse de nuestra vida y dirigirla a la manera de ellos, solo nosotros podemos dirigirla a nuestra manera de pensar y claro, debemos aprender.

Esto más pasa y es común con las parejas que se hacen dependientes y no está mal pero, lo que sí está mal es que no sepa por qué lo hace. Una mayor razón para la dependencia es que no saben que hacer si se quedan solas-os, es diferente cuando la persona está bien claro de quién es y los conocimientos que tiene.

Ir juntos es bonito y más cuando hay amor verdadero y la dependencia que se crea, es de estar juntos por siempre sabiendo en dónde están parados pero,  deja de ser hermoso cuando la dependencia se crea por necesidad o ignorancia, en algunos casos las dos juntas y ahí si es un verdadero problema. Mediten que la vida es una película.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *