Las personas de buen corazón

El mundo está rodeado de toda clase de personas, no me refiero a clases sociales sí no a personas con diferentes actitudes ya que, lo mismo le puede pasar a una persona de estrato social pobre como rica. Por dónde quiera ir se va a encontrar con miradas disimuladas e indiscretas que denotan indiferencia para los demás.

Esta actitud va más por estar a la defensiva asumiendo que es porque son personas que no se meten con nadie pero, en la realidad es porque en su interior mental creen que algo les puede pasar y por lo tanto se defienden de una forma inconsciente. Las personas de buen corazón  no actúan así.

Buen corazónPor lo general la gran mayoría, cuando están en problemas no saben a dónde ir para poder resolver sus males, llegan al extremo, que se resignan a su nueva vida llena de caos pero se adaptan y se llegan a convencer de que la vida es así y así es que deben vivir, algo por demás llena de ineptitud.

Solo hay un cierto grupo que no entran en los que de verdad son aptos para aprender a ser una persona digna de estar en esta vida, este grupo de personas cuando se dan cuenta de que tienen serios problemas y desean salir de ahí aunque no saben cómo, buscan la forma y eso es muy bueno.

Hay una parte en la vida de todos en la que alguien se cruza en el camino de ellos y esto pasa, porque la frecuencia de la que llega a su vida se activa de tal forma que saben que la persona a la que acaban de conocer necesitan ayuda, esto es bien comprendido porque algo dentro de si le dice que lo haga.

Por lo general, esto es mal entendido por todos lo que son parte del cierto grupo que han caído en desgracia, justamente por la forma como son y no porque la vida se ha empeñado en hacerles pasar una vida de castigo, pero esto no es comprendido por los del grupo pasando a ser victimas de la acción de la vida.

Lamentablemente, es bien raro que sea reconocido esta acción por considerar que la persona que a prestado su ayuda es de temple “Fácil” es decir, que le pueden sacar cualquier cosa por considerar que es un tonto sin darse cuenta de que están confundiendo a los tontos con las personas de buen corazón.

Esta actitud, hace que alguien que siempre está dispuesto a ayudar en especial aquellas que no tienen los medios necesarios, dejen de pensar que sienten el aprecio por los demás aunque creo que no se llegue a tanto pero, si habría que pensar bien antes de meter las manos en el fango de otra persona.

Las personas de buen corazón no son tontas ni bobas y peor que sean tan insignificante que por servir a alguien que crea que está en una clase social por encima de ellos, deba servir hasta que esas personas quieran y cuantas veces aparezcan en la vida de la de buen corazón.

Esto se puede evitar no para aquellas que prestan la ayuda, se puede cambiar para aquellas que necesitan y para que eso pase se debe pensar, ¿Qué pasaría si se cambian los roles de vida y es ella la que debe ayudar a la otra? ¿Sería capaz de calzar los mismos zapatos para que sientan lo que se llega a sentir cuando son defraudados por las acciones que devuelven?

Es bien difícil, su ego es tan grande que son fáciles de influenciar pero por lo negativo antes que por el bien. Recuerden aquellas personas que al leer esto enseguida les dan ganas de cerrar la página, hay un presente al que nadie escapa y las personas de buen corazón están aquí, más temprano que tarde van a necesitar de ellos, ¡Trátelos bien que merecen eso y mucho más!


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *