Lo que piensa un adolescente

Para escribir sobre lo que piensa un adolescente he tenido que retroceder en el tiempo y recordar cómo era que pensaba yo, además he consultado con unos cuantos jóvenes y en honor a la verdad, la diferencia entre la época de antes con la de ahora es que los jóvenes están a la defensiva lo que no sucedía antes.

En mi época y espero si alguien por ahí diga si estoy equivocado o no, la mayor parte de las cosas que hacía un adolescente era más por curiosidad, había momentos que si alguien tomaba una cerveza y claro que escondido, lo hacía más por figurar como adulto o por lo menos para pasar al grupo de los señores.

Un adolescenteEl mismo hecho de tener un cigarrillo en los dedos ya era algo de respeto, al menos eso era lo que pensaba  la mayoría. En algunas ocasiones cuando vi a mi padre tomar una cervezas con sus amigos y, los veía con su cigarrillo en los dedos me figuraba como algo grande y en cierto modo uno llega a pensar, “Algún día voy a estar así”.

Esa forma de pensar estaba basada en el respeto hacia los mayores y uno como niño también quería lo mismo. Nunca vi en mi padre un acto de irresponsabilidad por lo tanto no se me cruzaba por la mente ser irresponsable, pero sí el ser uno cómo él incluido claro con la cerveza y el cigarrillo.

En lo que se refiere al trabajo es igual uno como adolescente y como hijo lo que hace es emular a sus padres, pero nunca se trataba de ser malos o dar la apariencia de serlo como es el caso de los famosos “Ángeles del infierno” cuya imagen era la del chico malo. Tengo entendido que ellos ahora son grandes empresarios, claro que son los hijos de los fundadores y quién sabe tal vez sus nietos.

En el tiempo de adolescentes lo que más se podía hacer como malo era fumar cigarrillo y tomar cerveza, aquel que hacía algo fuera de eso se lo miraba como bicho raro hasta se lo marginaba, esos eran mis tiempos. Conversé con un adolescente de estos tiempos y tomamos el tema de lo que hacen ahora y me quedé sorprendido.

El joven ve las cosas cómo desafío pero en el sentido de riesgo y aventura, que no están activas mientras en la casa no den la oportunidad, es decir, mientras tengan todo lo necesario, papá y mamá no peleen y tengan la libertad necesaria como para salir cuando ellos dispongan, ahí no hay problemas.

En pocas palabras si los padres no dan el ejemplo ellos no tienen en que sostenerse pero, todo es cuestión de pretexto porque si el joven no está preparado mentalmente, es influenciable como un digno borrego que se mueve a la mínima orden de su superior. Para un adolescente de ahora y en especial los que no tienen soltura económica.

Todo se basa en que quieren ser lo que no pueden ser, se esmeran en querer ser un gánster cuando ni siquiera tienen los medios ni las agallas, por lo tanto terminan como simples peones que se someten a los caprichos de los caporales de la camada, es decir, como pandilleros de poca monta.

Cuando ya están metidos hasta el cuello y se dan cuenta que están equivocados, algunos por temor no salen del grupo y otros porque dicen que la única familia que tienen son sus “Amigos” aun teniendo padres y hermanos. Para que piensen así quiere decir que en su casa es un infierno, por lo tanto no vale la pena. Como se habrán dado cuenta la forma de pensar entre una época y la de ahora es totalmente horrorizante, para eso el único remedio es que los padres lean y que sus hijos los vean hacer y verá como hay una diferencia en lo que piensa un adolescente.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *