Los empleados resignados e indiferentes

Cuando estuve trabajando en mi empresa que aunque no era grande pero si tenía la infraestructura que se requería para trabajar en escala industrial, tuve en esos tiempos ciertos casos especiales como es sobre los empleados resignados e indiferentes. No es fácil darse cuenta del perfil de todos tus empleados ya que son algunos, en mi caso llegué a 24.

La mayoría eran mujeres por el hecho de que se trabajaba con máquinas industriales de costura, los hombres hacían el trabajo más pesado como es el estampado y templar tela para el corte al menos al comienzo era a pulso y sólo aquel que haya trabajado en algo similar entenderá lo que es.

ResignadosHay que tomar en cuenta que cuando alguien pide un trabajo y con mucha más razón cuando no hay, todos ponen la cara de niños buenos y que están dispuestos hacer todo lo que se les pida. En el caso de un jefe o dueño de empresa es lo ideal pero nadie se pone a pensar que algunos y creo que la mayoría entran a trabajar en el lugar indicado, no porque es lo que buscaban sino porque no hay otra opción.

Entonces, ¿Qué pasa cuando ya están dentro del lugar? Pues en los primeros días todo funciona bien pero al pasar el tiempo, empiezan actuar como son en realidad, con esto no digo que hagan daño lo que pasa es que el trabajador que no tiene otra opción trabaja resignado, es decir, se mueve como autómata sin miras a progreso como que la da lo mismo que recibir órdenes como que no.

Esto en si es un problema porque la persona no está al tanto si hay algún cambio en el entorno y es bien raro, que dé una opinión puesto que se resigna a lo que venga incluso si lo botan del trabajo. A mí me tocó en tres ocasiones botarlos por así decirlo porque daba coraje de ver la actitud que ellos tomaban con relación al trabajo.

Los empleados resignados e indiferentes es un peso para todo empresario. Los indiferentes es todo lo contrario del que se resigna aunque si trabajan pero les importa poco lo que este a su lado, es decir, se dedican a lo que le encomendaron pero nada más en este caso no les importa si algo se cae a su lado, porque lo que más podrán hacer es hacerse a un lado.

Este tipo de trabajador es esencial cuando se trabaja en empresas que tienen el sistema de cadena o cinta, es decir, cada uno tiene su obra específica y no tiene que mirar al de a lado simplemente vive su mundo, al menos cuando cambié el sistema de trabajo al de cadena trabajaron muy bien y la producción siempre va en aumento, ya que se mueven cuando hay algo pendiente en sus manos.

Para evitar estos contratiempos con los empleados resignados e indiferentes es necesario que contrate a un especialista en P.N.L. o aprenda en cursos que si hay específicos para este tema sobre las entrevistas. En la entrevista usted se puede dar cuenta de quién mismo es y no le puede mentir, ya que hay indicadores que le dirá si miente o no el futuro empleado.

Una vez contraté a un joven como de 20 años que para que le de empleo, se pasó tres días parado afuera de mi empresa. El caso es que lo contraté por su insistencia, pero grande fue mi sorpresa que era bien resignado para todo, nunca protestó al menos no mientras estuvo (3 semanas).

Su lado negro era, que él creía que todos los empleados eran esclavos y él, estaba en una cruzada de salvación, ¿De qué forma? Pues reclutaba gente para los sindicatos, ¿Acaso me quedé tranquilo? No, lo boté como a perro por la mala fe de él queriendo dañar a mi gente de esa época. Por esto piense bien antes de recibir a los empleados resignados e indiferentes.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *