Matar la creatividad

Matar la creatividad es parte de la educación y como sabemos, la educación es base fundamental para el desarrollo del ser humano, ¿Acaso matar la creatividad es matar parte de la educación? Pues la verdad que sí, aunque muchos profesores no se han dado cuenta. Lamentablemente muchos profesores siguen una pauta de las cuales ellos aprendieron.

Antiguamente, en las escuelas se castigaba a los alumnos que no rendían en clases y peor si no llevaban deberes, en buena hora que ahora no es permitido ya que en vez de incentivar al alumno que sea responsable lo único que hacían era asustarlos.

La creatividadEn esos tiempos se utilizaba un método que hasta ahora muchos lo siguen más por traumas adquiridos en sus tiempos de aprendizajes  que por que sea un método aconsejable. El sistema que usaban era que uno tenía que aprender exactamente como ellos lo decían, uno no tenía la libertad de innovar o usar la creatividad, porque eso era pecado y penalizado ante las autoridades.

Un estudiante que por error cometía la imprudencia de decir al profesor que se ha equivocado, era lo peor que podía hacer, eso era un atrevimiento. El caso es que los métodos era muy rígidos, como decía, aun muchos profesores llevan ese mismo sistema, al punto que habiendo alumnos brillantes no pueden desarrollar porque sólo los profesores están en lo cierto.

Cuando fui estudiante de escuela y colegio y aun en la universidad pasaba el mismo problema, los profesores se esmeraban por matar la creatividad de los estudiantes. En el colegio nunca aprendí matemáticas y claro que no para ser burro pero pasaba con lo justo, todo porque las clases eran totalmente aburridas ¿Que si aprendí mientras estudiaba? ¡Nunca!

Eso que nunca fue mi interés ya que la creatividad no la vi pasar por las aulas ¿Entonces nunca aprendí? Claro que sí, pero eso fue cuando yo mismo viendo mi necesidad es que lo hice. Ahora, ¿Cómo llegué a aprender si cuando debía no lo hice?

Pues para poderlo hacer tuve que ser creativo, porque sin creatividad se hace aburrido, es decir, yo inventé una contienda entre dos rivales, uno era el libro y el otro pues yo, ¿Quién es mejor? ¡Pues yo! y fui el ganador porque leí, estudie, aprendí y realicé todos los ejercicios que estaban en el libro que son algunos miles.

Ahora se preguntarán ¿Donde entra la creatividad en esto? Pues que aprendí a desarrollar otro sistema de resolver las ecuaciones, los cuales le consulté a un profesor de álgebra y él me dijo que eso no se podía, porque tenía que hacerlo como el libro decía y si no es así está mal. Lo pensé mucho y consulté con otros profesores.

Los profesores universitarios y de rango de matemáticos estaban de acuerdo siempre y cuando el resultado sea el mismo y se pueda explicar el procedimiento que apliqué, eso mismo fue lo que hice y todos contentos.

El caso es que todavía hay profesores que se esmeran en matar la creatividad de los niños, y resulta que es a esa edad en la que se desarrolla el arte creativo o creatividad total, por tal razón sería muy bueno que se enseñe desde muy pequeño.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *