Mente convulsionada

Es increíble cómo funciona una mente convulsionada. Todo tiene un comienzo y como tal usted empieza a trabajar o hacer cualquier cosa que tenga que ver con elementos pequeños, aunque a veces ha pasado con cosas sencillas, al menos depende de cómo esté en el momento. Todo va bien y sin problemas.

De un momento a otro el resultado que espera no es igual al que supuestamente tiene que ser, entonces se pone en posición de alerta y ¿Qué pasó? La pregunta que hace lo pone indeciso y se pregunta de nuevo ¿Qué hice? Entonces es el momento en que su mente empieza a investigar mentalmente  los pasos que hizo.

Mente convulsionadaPor más que busca dónde está la equivocación no la encuentra porque según usted hizo lo correcto, entonces se pone a revisar manualmente los pasos de uno en uno y después de ver un montón de cosas que ha hecho,  llega a la conclusión que no se ha equivocado pero el resultado no es el que tiene que ser.

De esta forma es que se originan los problemas personales, cuando usted no sabe dónde está el problema aunque lo esté viendo. Pues eso mismo es lo que pasa con lo que uno hace en el trabajo. Después de que ha hecho todo lo posible por encontrar y no lo hace, su mente se pone inconscientemente a buscar en su banco de memoria.

En fracciones de segundos ya tiene un escritorio mental en donde ha sacado todos los pasos que hizo uno sobre otro y como todo se mueve muy rápido no sabe qué hacer (se pone nervioso) y su mente empieza a dar vueltas, el resultado de eso es que su mente se ha convulsionado y ahí es cuando tiene ganas de mandar todo al infierno.

Lo peor que puede hacer en ese momento es querer encontrar la solución porque más se cierra su sentido de lo lógico. Algo parecido me pasó ayer cuando supuestamente ya estaba terminada mi página web, pero en el momento que hice el click para poder verla no salió, ahora ¿Dónde está el problema? Por lógica me puse a revisar y busca y busca y seguí buscando.

Después de unas cuantas horas pensé que era problema de la base de datos en el hosting y seguí buscando incluso por nerviosismo por no saber dónde, borré algunas cosas y las modifiqué para luego darme cuenta que no era ahí, ahora regresa todo a dónde estaba, entonces pensé que era cuestión del autoresponder y como tal también lo borre.

Después de hacer un montón de travesuras  con ganas de botar la computadora por la ventana y ya pasadas las doce de la noche, mejor lo dejé y me acosté para descansar y ver al día siguiente dónde cometí el error. Al día siguiente todo estaba claro y es más me di cuenta del error que había cometido y por tal di la solución necesaria y por lo tanto el resultado esperado.

Es increíble cómo una persona puede descontrolarse en segundos por algo que no se dio cuenta. Cómo dije, el peor error que puede cometer es tratar de arreglar algo cuando no puede ni pensar. Lo mejor es tranquilizarse y salir un rato a caminar y después de que ha pasado un buen rato, regrese y empiece de nuevo de esa forma se evita tener una mente convulsionada.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *