Mente posesiva

El que tiene mente posesiva en si tiene un poder al que pocos pueden acceder pero  no es aquel que sabe mucho, sí no, que puede, conoce y sabe como atraer a la persona que quiere tenerlo cerca por intereses que solo le beneficia, aunque la otra persona no obtenga nada.

En esto puedo clasificarlo en dos formas, la una es cuando la persona posesiva actúa con su intención creada por un interés material, es decir, está consciente de lo que está haciendo. Ahora la otra forma y es la que es más de cuidado porque en esto entra su inconsciente directamente, es decir, que actúa por automático.

Ser posesivo Esto es que carece de interés material pero su interés es más de persona o lo que entiende como que cree que es de su propiedad, algo como que la otra persona debe por obligación estar junto a la que tiene mente posesiva. Esto es un poco complicado ya que es muy difícil identificarlo.

La mente posesiva siempre actuará sin dar a notar pero con el fin de que la otra persona siempre se vea como beneficiada aunque no lo sea, esto se mantiene hasta que la que posee vea que ya no lo necesita y con facilidad le dará la libertad para que la otra persona se pueda ir pero, esto tiene un doble sentido.

El primer sentido es que en realidad se vaya y el otro, es que la persona al verse libre, corre el riesgo que se haya acostumbrado a la presión de la posesión y esta al verse suelta, como que no se encuentra sin estar en el lugar que se encontraba. El caso es que hará hasta lo imposible por no salir del lugar que estaba.

Esto sucede porque siempre recibe un trato amable después de recibir la presión, es decir, tienen una habilidad para anclar a la persona a sensaciones emocionales que al retirarse del lugar, lo primero que hará será extrañar lo que recibía de recompensa por alguna acción que hacía el que tiene la mente posesiva.

Esto es fácil de darse cuenta en las parejas, siempre uno de los dos es posesivo porque se llega a creer, que la pareja le pertenece y no quiere que nada se cruce en su camino, por el temor de perderla. Aunque es raro en los amigos pero se da ya que conocí un caso que se daba esto que incluso se llegaba a abusar de la amistad.

Este amigo estaba bien creído que él era muy necesario y que así era muy importante para el amigo, algo que no lo niego, la forma como fue anclado estaba bien elaborado, aunque dudo que esta persona haya sabido que lo que estaba haciendo era poseer al amigo, como si fuera un esclavo.

Esto era que si en la madrugada se le ocurría decirle que le ayude con un mandado, este amigo se levantaba y corría como 15 cuadras para ofrecer la ayuda requerida, esto como ejemplo, porque de lo que me di cuenta era el colmo y como me cayó bien el tipo por ser muy buena gente, le di unos cuantos consejos.

Esto era que tenía que explicarle con pelos y señales de por qué, cómo y de que manera era abusado emocionalmente. Este amigo entendió y supo cortar sin perder la amistad que tenían de años, después formamos una excelente amistad que ha durado más de 25 años y sigue siendo muy buena gente pero ya no se deja poseer de la supuesta amistad.

Con esto ¿Se puede evitar ser poseído de una mente posesiva? Desde luego que sí, solo debe ser muy observador con la forma en que lo tratan, es decir, que si después de cada mimo, atención o lo que sea que identifique un halago, ¿Le piden algo que haga? Es el momento que se aleje lo más rápido o, que aprenda a defenderse de las palabras melosas que es la que usa aquel que tiene una mente posesiva.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *