Miedo a lo no deseado

Miedo a lo no deseado es un mal que casi todos han padecido en algún momento de su vida, las razones pueden variar de acuerdo a las circunstancias, en algunos casos fueron adquiridos en la niñez, otras en la adolescencia y los más afortunados ya en edad adulta, algo que es muy raro, porque se supone que es en corta edad donde se aprende lo malo y lo bueno.

En muchos casos el no desear algo hace que nuestra mente lo tenga más pendiente en nuestro consciente, que no es igual a inconsciente, ahora si yo no quiero que me roben, mi mente lo mantiene presente todo el tiempo al extremo de que sólo el escuchar que voy a salir a la calle, ya estoy pensando en “Y si” o sea, ¿Y si me roban? ¿Y si después de comprar me siguen?

Lo no deseadoEn todo caso, la mente como que lo protege pero en actitud aparente, pero lo único que hace es tenerlo con miedo a que le roben, pero no es culpa de su mente, es culpa de como aprendió de acuerdo a lo que usted vivió y con quien, recuerden que una mentira repetida 100 veces no significa que la mentira se hace más fuerte, sino que termina siendo creída como verdad y no como mentira.

Un famoso político se paseaba con una “amiga” cogidos de la mano, por una de las céntricas calles de la ciudad, el político no sabía que su esposa estaba por los mismos linderos del destino, algo que no pudo evitar, puesto que en un momento fue sorprendido por su esposa y se topan cara a cara los tres personajes del triángulo amoroso.

El caso es que la afectada le empieza a llamar por su nombre, muy enfurecida por cierto, pero él siguió por su camino, como que si nada. Cuando llegó a su casa fue recibido con toda clase de insultos y él muy tranquilo, esperó que su esposa se calmara y después le preguntó ¿Estás segura que fui yo? Y como es lógico, su esposa se extraña.

“Tú te has equivocado porque yo no fui” le dijo con toda serenidad, en eso se mantuvo el político una y otra vez, hasta que la esposa empezó a dudar de lo que había visto para terminar en ya saben que, y siguieron felices. Este es un caso como suceden como muchos en educación mental. Ahora si usted se acostumbra a ver las cosas de una forma, su mente racionaliza la información y la transforma en lo que cree que es lo mejor.

Pero lo cree porque esa fue la base de su aprendizaje. Entonces si yo no quiero tener amistad con gente pobre, mi mente hace que no desee entrar en amistad con ellos, simplemente para mi será como que veo una piedra en el piso, o sea me mantengo alejado, pero si por algún motivo alguien me dice que vamos a ir a una reunión y como tengo cierto recelo sobre mis amistades, pregunto.

Cuando me entero que es ir a un barrio marginal, mi mente trabaja haciendo que empiece a tener miedo a la experiencia que posiblemente lo tenga, entonces empiezo a rechazar la idea y mientras más me insinúen más incómodo me voy a sentir, convirtiéndose en miedo a lo no deseado.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *