Nadie Puede Darme Órdenes

La esclavitud desapareció hace mucho tiempo, al menos eso es lo que se sabe y por esto “nadie puede darme ordenes”. Bueno eso es lo que se piensa pero hay datos, reglas y posiciones en la que no puedes aplicar esta frase.

Si lo ponemos en el plan de un hogar, en el que manda es por lo general el marido, bueno eso es lo que se piensa y se dice, por lo tanto, se supone que hay gente que compone la familia, que acatan la orden del cabeza de familia incluida la mujer.

Nadie me ordenaHay que notar que esta frase puede tener tintes de resentimiento, posiblemente maltrato justamente por personas que obligan, con lo que se llega a pensar, que son personas que han hecho lo que otros exigen sin recibir nada a cambio, de ahí el problema.

Las ordenes que vienen de alguien que está por encima de ti, es de suponer que es de alguien que te está pagando por lo que haces, entonces la orden es bienvenida, pero ¿Qué pasa cuando esa orden viene de alguien que no es tu jefe? Hay choque.

El que mas protesta, es el estado emocional empujada por el ego, pero se da porque esa persona está invadiendo puestos que no le corresponde, o no es aceptado por el que recibe la orden. Esto puede pasar en el hogar ya que hay hermanos que no quieren hacer lo que el mayor le dice.

Esto me pasaba a mí cuando fui un joven activo, mi hermano mayor que yo, tenía la mala costumbre de imponerse a la fuerza, algo que no aceptaba porque siempre fui y sigo siendo, de los que creen que las cosas hay que saberlas hacer.

Esto es que si no sabes mejor no te metas o pregunta, al menos debe haber alguien que esté más arriba en conocimientos que tú. Por esto es que al darme cuenta que mi hermano, no era una persona que tenía mayor cuidado en lo que hacía, ¿Cómo podía darme ordenes?

¿Toda persona puede dar órdenes?

No, categóricamente que no porque mas que dar órdenes, es saber si es el adecuado para hacerlo, porque eso cualquiera lo puede hacer, pero ¿Eso garantiza que sean obedecidas? Desde luego que no. Antes de dar órdenes primero se debe ganar respeto.

Sin respeto no hay líder ni orden que pueda ser obedecida, por voluntad propia de los que reciben dicha orden. Lamentablemente este es un verdadero problema, que nace desde el hogar, ¿Por qué? Porque el que se impone sin respeto siempre es el padre.

Esto sucede mas porque la madre no da el apoyo a su marido, representándolo como alguien que se debe obedecer mas por lo que representa, que por lo que es. Muchos no pueden tener lo digno de padre ya sea por ignorancia, o por traumas de su niñez pero eso no dice que no deban ser respetados.

Esto es simple, si no hay orden es un cáos y eso representa conflictos emocionales para todos. En el caso que no funcione así sea en la casa o lugar en que se trabaja, se debe fomentar su propio respeto para que de esa forma la gente que lo rodea, sepa que usted no es el mismo que era.

Trabaje en eso, aprenda a ver a las personas con méritos porque algo tienen de valor, aunque no parezca. Solo cuando se dé cuenta que usted no es el único, entenderá que los demás tienen lo que usted tiene y por eso se los debe respetar.

Ahora, ¿Saben por qué se lo debe hacer? Por el simple hecho que si lo hace, usted se está respetando y eso ven y sienten los que están cerca de usted. Con esto nunca más dirán “Nadie puede darme órdenes”.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *