Palabras que matan

Palabras que matan o sanan, es una elección que sólo usted decide cuál de las dos utilizar. La comunicación de toda persona está basada por lo general en conocimientos y experiencias que va recogiendo a lo largo de su vida, entonces ¿Se puede hacer daño con las palabras? Pues sí, pero también se puede curar, sanar, aliviar o alegrar la vida de cualquier persona.

Pienso que es más de querer hacer el bien como para que a usted le salga palabras de amor por el prójimo, hablo de amor por la amistad, incluso en su hogar al que tiene a lado suyo que aparte de ser su cónyuge es su amigo-a  y por si acaso no es “su” porque no es de su propiedad, entonces es “Él” amigo por tanto sólo nace del corazón de todos el ser un verdadero amigo.

Las palabras pueden matar
Palabras que matan

Tuve un cliente al cual un día le llegó un mensaje de parte de su hijo y cuyo mensaje no era para él, hubo una equivocación de dirección y por lo tanto lo recibió la persona menos indicada. El mensaje era de lo más aterrador al menos para un padre, cuyas palabras decían lo peor refiriéndose a él. El caso es que no hubiera pasado nada si la imagen del hijo es congruente con el mensaje.

Pero en la realidad era totalmente lo contrario. Ese día el hijo se acababa de despedir del padre después de pasar unas horas con él de lo mejor, se despidió con un beso y un abrazo y 10 minutos después recibe el mensaje que era para otra persona. El padre casi se muere de la impresión de leer las palabras que el hijo había escrito en el mensaje.

El problema se resolvió con 15 minutos de atención de mi parte, y todo volvió a la normalidad al menos para él, pero con la diferencia de que él ya conocía al enemigo pero como siempre, el padre nunca deja de ser padre por lo tanto sigue como tal con algo de precaución. Es muy lamentable que pase eso con un hijo y un padre.

Así mismo, usted puede sanar cambiando el tono, la forma y las palabras. No crea lo que le escribo aquí mi querido amigo, compruébelo y vera tanto con los ojos que tiene y con los del corazón, de lo que digo es cierto, al menos lo he comprobado decenas de veces que incluso, he visto lo que llaman milagros que se han realizado sólo con palabras bien puestas y convencidas de que es una realidad. Antes de hablar piensen porque pueden estar soltando palabras que matan.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *