Por qué el lujo no es para todos

Hubo un tiempo en la que solo pensaba en tener todo de lujo, y eso fue cuando apenas era un adolescente que al seguir creciendo, este pensar se hacía más fuerte pero un cierto día me di cuenta, que no era tan fácil como parecía llegar a ese punto o meta, ¿Por qué? Por el hecho que no estaba en ese medio, por esto, ¿Por qué el lujo no es para todos?

En realidad no es que no sea permitido el querer tener artículos de lujo ni que no se pueda o que solo esté permitido para cierta clase de personas, lo que pasa es que entrar en ese mundo no es tan sencillo como muchos lo pintan.

El lujo es un arte
Por qué el lujo no es para todos

El mundo del lujo es para aquellos que están en la misma frecuencia mental con lo que se quiere tener, para eso es necesario estar preparados. Con esto, ¿Han escuchado que para tener dinero hay que estar listos? Esto lo he comprobado en muchas ocasiones y de verdad que duele el darse cuenta que uno no ha estado preparado para el dinero.

A pesar que si me he dado mis pequeños lujos en su momento, pero eso fue porque creía que ese era mi mundo cuando no estaba ahí, solo fingía que lo era, al menos de eso fue lo que me di cuenta  porque con un pequeño remezón es que caí, igual que un avión al primer disparo que recibe el piloto, cae en picada.

Esto es un gran problema porque casi siempre, la persona que está en este pensar tiene alguien que está detrás sea  esto (hombre, mujer o hijos), que al caer arrastra a todo lo que está pegado a su espalda y eso, es una verdadera tragedia.

Es indudable que el lujo está y lo hace porque hay quien lo quiera y para eso es necesario el dinero, que aquel que lo compra, si lo tiene. En muchos casos, el lujo se nota cuando alguien que está en ese medio, tiene como norma no tener un solo producto de lo que le gusta, sino, varias porque ahí está el lujo, en tener cosas para presumir.

Un ejemplo de esto es que una ciudadana china que llegó a un país extranjero, lo hizo con tal solo cien dólares y tres mudas de ropa. Tomen en cuenta que esta versión es muy ridícula para muchas personas en especial aquellos que viven alcanzados, ¿Por qué? Por el hecho que ellos primero piensan en lo que dirán los demás.

Ahora, en los primeros años ella fue solo empleada y en ese lugar conoció a una señora que tenía un reloj de lujo, el cual le llamó mucho la atención. Lo primero que pensó fue que le gustaría tener ese reloj en su muñeca, soñó por esos minutos y se dijo así misma, “voy a tener un reloj igual en mi muñeca”.

Siete años después, tenía una colección de bolsos de lujo en los que se encontraba Gucci, Louis Vuitton, Versace y otros más, casi en su total más de treinta eeeehhh, ¿Qué pasó con el reloj de lujo? Pues que en el momento en que ella sintió que ya podía pagar, ese modelo de reloj ya estaba caduco y por tal se compró otros y tiene varios.

Ahora, ¿Cómo pudo una inmigrante llegar a comprar artículos de lujo? Según la respuesta que ella misma dio fue que muchas personas que no se dan cuenta en el lugar en el que pisan, quieren vivir igual como los propios habitantes del lugar lo hacen, que por lo general es que viven a como viene la vida y ese es el primer error de muchas personas.

El error es que lo que ganan se lo gastan y de paso no contento con saber que se han quedado sin dinero, prestan a otras personas para cumplir con el complejo de querer parecer algo que no son. Esto hace que la persona nunca crezca como un ser con una meta o propósito por el cual hicieron ese viaje.

Al menos esta ciudadana china lo que hacía era no gastar dinero en algo que no era necesario, esto era paseos, cine, fiestas, ropa, zapatos y de paso nunca se tomaba una gaseosa algo que cualquier persona en este planeta lo hace, pero ella no, ¿Por qué tan drástica medida? Por el hecho que si quería llegar a su meta, iba a necesitar todo el dinero que fuera posible.

El punto en esto es que a los tres años ya estaba en su negocio propio después de ser empleada, y los otros siete ya era dueña de una cadena y de varios tipos de almacenes, para lo cual pensó que ya era hora de comprar su reloj, solo que en ese momento ya no lo encontró por ser antiguo y con eso vino lo que ya mencioné anteriormente, entró en el mundo del lujo sin temor.

¿Por qué el lujo no es para todos?

El dinero: muchas persona  creen que al tener algo de marca y eso es contado que muchas veces no pasan de un par o a veces solo un artículo, están en un sitial en la que están los demás, pero no piensan que todo lo que se ve en pantalla sea este un televisor, una computadora, lap top, tablet o cualquier medio de información visual, solo es una ilusión que nos crean.

Desde luego que hay gente que si se lo puede permitir porque sí tienen dinero, pero de eso a que alguien que no lo tenga, hay una distancia enorme pero por los mensajes que recibe por esos medios informáticos, hacen esfuerzos enormes que hasta no les importa si en la casa en la que viven está a medio caer, que compran lo que quieren.

He visto como casas de caña que si estuvieran en una selva, campo o sea un centro turístico, caerían excelente ya que así es la forma de vida que aprovechan lo que hay en la naturaleza, pero de eso a vivir en la ciudad ya es otra cosa y de paso por fuera es una calamidad pero dentro tienen un televisor gigante que yo hasta ahora no me lo permito.

En mi caso, sí quiero en este momento me lo compro, pero eso sería entrar en el mundo del consumismo por el cual entraría en una deuda, que por aparentar o querer figurar en mi interior que tengo lo que alguien de dinero lo tiene. En verdad que lo veo tonto en ese sentido.

Actitud: esto es cuando una persona que quiere aparentar que tiene dinero pero no puede, por lo tanto, lo que hace es comprar lo que puede siempre y cuando sea algo que lo vea todos en su entorno, pero se olvidan de algo que no solo es cuestión de parecer, sino, de ser.

Esto quiere decir que la persona que quiere dar a entender a los demás que tiene dinero, también tiene que tener actitud de una persona que si lo tiene y eso se llama seguridad. Esto es que una persona que tiene dinero no está con duda de hacer una compra porque lo hace, que no es lo mismo que esté inseguro de lo que quiere.

Aptitud: esto es cuando la persona que tiene el dinero pero no fue de la forma en que todos piensan, ejemplo: políticos, traficantes contrabandistas o aquellos que por una extraña frecuencia de la vida, se ganaron la lotería (ya mencioné ese caso en el artículo anterior), estas personas solo saben que tienen el poder.

Esto es que al tener el poder que es el dinero, solo piensan en eso, que son grandes y poderosos y por tal solo andan en ese medio, ahora, ¿Qué tiene que ver esto con la aptitud? Simple, por mucho que lo quieran, nunca sentirán lo que una persona que ha hecho fortuna de verdad siente.

Esto es que nunca pasará los límites que da el poder aunque ellos hagan lo que los poderosos hacen, solo que no dañan a los demás, en cambio, es notable ver o escuchar que alguien por ahí abusa de los demás por el hecho que son “fulano de tal”.

El que es mono siempre será mono: esto es una verdad que raya de lógica  por el hecho que muchas personas que por seguir una moda, se compran algo que no encaja en su persona, al menos por ese momento no, porque para tener dinero se va subiendo en escala y nunca de la noche a la mañana. Esto es que no lo tendrá de golpe y sabrá qué hacer.

El poder del lujo
Por qué el lujo no es para todas las personas

Para que el mono cambie de ser así, debe ir cambiando poco a poco por el simple hecho que la estima personal se va implantando de acuerdo a lo que viva en su entorno, que si fuera en automático, no hubiera pobres en este planeta. Por eso es que si la persona quiere dar un giro radical en su vida, debe entender que debe ser, sentir y parecer.

Esto es que debe saber conjugar en presente todo este sentir personal para que el lujo le caiga como guante en su mano, que si no lo hace, solo será un mono disfrazado que será detectado en el primer momento, en que quiera figurar en el mundo del lujo, por la gente que sí está a gusto con lo que hace.

Lo malo de esto es que hay personas que no saben disimular o no saben respetar los actos de los demás, que se hacen notar lo que hacen, que es que se fijan con atención y hasta con gestos de “Qué cholo o qué se cree”, que desde luego que no lo dicen pero con su cara dicen todo.

En conclusión: ¿Por qué el lujo no es para todos? Esto es por el simple hecho que el dinero es para aquellos que saben lo que tienen, que tienen bien formado el criterio de lo que se puede y no, por esto es que al hacerlo “gastar dinero”, lo hacen con gusto y no con susto de pensar que no hay colchón en casa.

Vídeos muy buenos
Has clik arriba

Muchos datos de interés en mi canal


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *