Por qué fluir es mejor que hacer esfuerzo

Si el esfuerzo fuera lo ideal para llegar lejos, ¿Por qué en el camino se está siempre cansado y con ganas de no seguir? Recuerden que ahí viene la frase “esfuérzate que solo así llegarás”, cuando eso está lejos de ser la verdad, puesto que mejor que eso es fluir, entonces ¿Por qué fluir es mejor que hacer esfuerzo?

Me acuerdo cuando era estudiante de escuela y tenía problemas porque la verdad, para mí no era importante lo que enseñaban, prueba de eso es que ahora si veo lo que me interesa y aprendo con facilidad, pero en esos tiempos era muy aburrido que ahora sé que todo es por la mala enseñanza de parte de los profesores, lo que hace que uno como niño tenga que esforzarse por aprender.

Fluir es más suave
Por qué fluir es mejor que hacer esfuerzo

Lo mismo pasaba en el colegio y hasta en la universidad que con la edad que tenía si tuve la valentía de preguntar al profesor, ¿Es importante saber la vida de ese señor para que yo pueda ganar dinero con mi título? La respuesta fue simple, “NO”, entonces ¿De qué sirve que me tenga que aprender si no me va a servir? Buena pregunta pero sin respuesta.

La verdad que eso solo es relleno que no sirve para maldita cosa, y eso lo que hace es que el estudiante se tenga que esforzar para obtener algo que no le da garantías de excelentes logros. Con el tiempo, uno como persona se llega a convencer que por ley se debe esforzar para poder llegar a lo que se quiere.

Antes de continuar pienso que es bueno que sepan lo que es fluir y según Google es: “Brotar con facilidad y abundancia las ideas de la mente o las palabras de la boca”, tomen en cuenta que de las ideas salen las palabras y de ahí a la acción, que es lo que hace que se haga las cosas buenas o bien malas o esforzadas.

Es fácil encontrar la palabra “esfuerzo” en todo lo que tiene que ver con autoayuda, en el cual muchos que pregonan sobre este tema dicen que sin esfuerzo no se llega a ninguna parte, que desde luego es algo absurdo. Esto es igual que metieron en la cabeza que sin deuda no se llega a tener lo que uno quiere, el cual es otro error.

Supongo que muchos ya saben que el querer tener algo que solo sirve para vanidad, es deuda y eso significa gasto con intereses. Ahora en la vida de una persona que quiere llegar lejos, está bien creído que el esfuerzo es muy bueno, el cual sin que lo pida le traerá cansancio que de paso en muchos casos fastidio hasta con el entorno en el que vive.

¿De qué forma se puede eliminar el esfuerzo?

Esto depende ya que tiene mucho que ver con lo que haga para vivir, ahora claro que esto empieza desde la niñez en la forma en que fue criada-o, educada-o, o lo que en este caso sería la forma en que fue maleducada-o, ya que de eso depende mucho para que en los años de vida productiva sea un letargo pesado.

Pero eso se puede corregir en el momento en que se sienta que su vida es pesada aunque no sepa por qué lo es, pero desde el momento en que se da cuenta de ello, ya es un medio paso hacia un cambio. Aunque muchos no lo crean, al darse cuenta de lo que está medio raro en su vida, aunque no sepa lo que es, le da para pensar en ¿Qué hacer para cambiar?

Esto le da para pensar en lo que está o lo que hace que se sienta mal y así llegará a ver que cada vez que llega del trabajo, está cansado y con ganas de que nadie lo moleste aunque esto puede que se convierta en una costumbre, y cuando eso pasa puede que no le de importancia pero sí se da cuenta que puede ser más fácil, solo que no sabe cómo hacerlo.

En el trabajo: si es en el lugar en que se gana la vida para poder vivir con dignidad, debe pensar en lo que hace, ¿En verdad le gusta trabajar en ese lugar? ¿Le gusta lo que hace como medio de trabajo? Si la respuesta es sí en las dos, entonces su problema no está en el trabajo pero sí en algo que lo tiene preocupado.

Muchas veces puede que sea el lugar ideal y que le guste su trabajo pero ahí, hay personas que son despreciables y abusivas que vieron en esa persona una presa fácil para hacerle bromas de mal gusto, que desde luego eso nace solo en personas que han sufrido por abusos de otros, pero eso no quiere decir que se desquiten con el más tranquilo.

Ahora si el caso es por los compañeros de trabajo, tiene dos opciones, la primera es salir de ahí que es la más fácil de arreglar pero primero debe preparar su salida, ¿De qué forma? Teniendo otro trabajo preparado porque sino, le será difícil salir adelante sin algo que tener entre manos por el bien de él y la familia.

La segunda opción es enfrentarlos pero de una forma sutil que quiere decir con fluidez, ahora para que esto funcione lo que debe hacer es estudiar al enemigo, observe de qué pata cojea. Para esto no está por demás decirle que debe prepararse no para pelear pero sí para sostener en caso de un abuso, esto es que debe hacer ejercicios de fuerza.

Una vez que sepa las debilidades de la persona que lo molesta, simplemente en el momento en que quiera atacarlo, es cuando puede soltarle las razones por la que hace el papel de malo pero sin tener actitud de desafío, usted debe estar tranquilo porque si demuestra miedo, la va a pasar mal. En todo caso si no quiere mejor salga de ese trabajo.

En el caso que sea por el trabajo en el que está, que desde luego es algo que lo tiene cansado, no queda más que cambiar de trabajo pero debe estar seguro, ya que el esfuerzo que está haciendo puede que sea por una mala dirección, que se puede solucionar solo con pequeños cambios en el proceso.

Cuando alguien está feliz con lo que hace, nunca se va a sentir cansado ni pensar que está en constante esfuerzo. Esto indica que al estar mal en lo que está haciendo, no queda otra que cambiar de profesión o labor que esté haciendo. Ahora tiene la opción de que analice lo que en verdad le gustaría hacer, que en muchos casos pueda que sea lo que nunca estudió, pero le llama mucho la atención hacerlo.

En los estudios: muchos jóvenes estudian lo que los padres hicieron, lo que quiere decir que si mi padre es médico, debo estudiar medicina para seguir con la tradición y muchos lo hacen con agrado, pero solo porque así le dicen que debe ser, aunque a la persona no le guste estudiar lo que le dicen.

Con el tiempo se dan cuenta que su trabajo no es lo que debería ser, que de ser algo divertido y por lo menos que le guste hacerlo, pasa a ser algo tedioso, cansado, forzado y que lo hace es porque le pagan por hacerlo, que debería ser que le paguen por hacer algo que lo haría hasta gratis.

Hay una parte en la película de “El curioso caso de Benjamin Button”, en la que necesitan de alguien que ayude en un barco, por el cual él se ofrece, pero lo hace porque siempre le llamó la atención el mar o navegar aunque nunca estuvo en un barco, algo que al estar y pasar días navegando, se da cuenta que es algo que le gusta tanto que se sorprende que le paguen por hacer algo, que lo haría con gusto y gratis.

Ese sentir sea cierta esta historia o no, nos dice que el gusto por lo que se hace lo convierte en una diversión, ahora, ¿Quién se esfuerza cuando está haciendo lo que le gusta? Esto no quiere decir que se convierta en un poderoso que no sentirá cansancio, no es así, lo que pasa que al día siguiente del cansancio, estará en su lugar con una sonrisa haciendo lo que le gusta.

Esto es fluir que sale con facilidad y abundancia las ganas de seguir haciendo lo que hace y que sí lo hará al día siguiente, sin temer que no llegará porque ahí estará y feliz. En pocas palabras, si quiere estudiar, que sea en lo que le hace que sus ojos se agranden cuando escuche que es lo que hay para estudiar.

Esto es igual como en mi caso, nunca había escrito en mi vida ni siquiera una carta y tomen en cuenta que soy de la época del romanticismo en la que se enviaba cartitas de colores rosa a la chica que se quería, el cual nunca lo hice, incluso en el colegio no me acuerdo haber tenido un cuaderno al día, en pocas palabras, no me gustaba escribir.

Pero, hubo alguien que me dijo que lo hiciera y que escriba lo que pensaba en especial lo que tenía en mi cabeza guardado. La verdad que me reía cuando me lo decía y unos años después, miren ahora, me di cuenta que es lo que hago con gusto porque me gusta escribir, al menos para mí no significa esfuerzo sino, placer.

¿Por qué fluir es mejor que hacer esfuerzo?

Esto se da porque es más liviano que hacer algo que no le gusta que se torna pesado, por esto es bueno tener en cuenta que hay puntos que se puede aprender, al menos para aquellos que no tienen idea de cómo empezar, por esto hay estas sugerencias.

Analiza lo que te gusta: esto es que debes tener mucha atención a lo que en realidad te atrae, que lo hicieras en cualquier momento sin que tengas que hacerte la pregunta, ¿Por qué lo tengo que hacer? Por lo tanto, busca lo que en realidad te guste hacer.

Consulta con tus recuerdos: esto es que si al buscar encontraste algo que nunca lo has hecho pero te llama la atención que lo harías con gusto, busca en tus recuerdos sobre algo que ya has hecho en otros tiempos, recuerda si en algún momento viste algo parecido y te gustó.

Recuerden que no es lo mismo un gusto porque le llamó la atención a que sea algo que en verdad lo haría sin problemas, porque el gusto se puede perder igual como cuando compró zapatos o camisa, que con el tiempo dejó de gustarle, por eso busque en sus recuerdos si hay algo parecido o igual.

Ahora que si lo tiene sentirá en su interior como una especie de alegría, su corazón palpitará con más fuerza o por lo menos sentirá su latir, eso quiere decir que es lo ideal para usted y que lo debe hacer porque lo hará sin esfuerzo alguno pero sí con enorme fluidez.

Mira más allá del presente: esto es que si quiere hacer algo que le gusta y que lo haría sin problemas, debe saber que lo seguirá haciendo en el nuevo presente (futuro), para esto lo que debe hacer es ver más allá, piense, visualice o imagine cómo será después de diez años y luego después de veinte años, ¿Se siente igual de tranquila y feliz haciendo lo que quiere hacer?

Elimina el ruido mental: esto es todo los pensamientos que quieran boicotear tus planes, que desde luego se entiende que es todas las malas ideas que pueden que cambies de pensar por tomar lo que aparentemente es seguro, por lo incierto, aunque sepas que es lo que te hace sonreír cuando piensas que lo haces.

El ruido mental es todas esas imágenes que se aparecen cuando quieres tomar una decisión y para evitar esto, se debe concentrar en lo que quieres hacer. Por nada del mundo se debe tomar una decisión en estado alterado, al menos hasta que aprendas a controlar los malos pensamientos que te originan ruido mental.El esfuerzo es cansado

En conclusión: ¿Por qué fluir es mejor que hacer esfuerzo? Es simple la respuesta, cuando haces lo que te gusta no importa tiempo ni espacio porque lo harás aunque sea en lugares que ni crees que existe y de eso lo he comprobado. Como ejemplo, tuve un negocio en el cual era tan bueno que terminé casi quebrado, ¿Por qué?

Aunque no lo crean, este tipo de negocios se ganaba exageradamente bien, pero…no me gustaba y eso originó los conflictos para que yo lo pierda, al punto que casi me secuestran que si no fuera por mis palabras, me les escapé de sus narices claro que con ayuda pero lo hice. Esto creó la necesidad de retirarme perdiendo mucho dinero el cual no me importó porque no me gustaba lo que hacía para ganarlo.

Podcast:

Si no tienes tiempo para leer, escucha este audio o podcast:

Vídeos muy buenos
Has clik arriba

Muchos datos de interés en mi canal


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


7 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *