Por qué una persona puede hacer mucho daño

Toda persona nace con el alma o espíritu sano y limpio sin nada que diga que será una mala persona, esto es igual cuando usted compra una computadora, ¿Acaso le viene con programas insertados? Algunos dirán que si, pero eso es cuando el que compra lo solicita y de ahí viene vacía.

La persona es igual cuando nace, viene con su cerebro sin nada, vació y con lo único que viene por defecto es con su sistema operativo en el cual ya viene, insertado los tres únicos temores que muchos lo mantienen hasta su muerte por vejez, esto es el miedo a caerse, a la oscuridad y a la sorpresa. El resto se aprende en la marcha y si esto es así, ¿Por qué una persona puede hacer mucho daño?

Con esto doy por sentado que una persona no nace con maldad porque esto se aprende en el transcurso de su vida, en especial en la niñez que es cuando se es educado por sus padres, por lo tanto son los responsables directos de que una persona sea mala o buena, aunque hay casos excepcionales que son muy raros.

Una persona hace daño
Por qué una persona puede hacer mucho daño

Esto es que a pesar de tener o haber tenido unos padres que han sido malos, alcohólicos o agresivos, los hijos no lo son. En parte la diferencia a veces la origina sus hermanos, primos o amigos de barrio que lo hicieron ver las cosas de una forma diferente, o sea, que hubo una persona que supo comunicarse con buena frecuencia para que no se corrompa.

No hay que dejar de lado que la cadena de daño va en pirámide ya que los que están en la punta son los padres, los que siguen son los tíos, luego los hermanos, primos y al fondo están los que le rodean en su entorno de amistad, no se olviden que así como malos, pueden ser buenos.

Un ejemplo de maldad

Hace unos treinta años tuve una mala experiencia con una persona, que a pesar que había una especie de amistad, no le importó hacer un daño que me duró casi un año que a pesar que trate de las mil formas evitar llegar a mayores, de igual siguió hasta que terminé acusado de robo y de paso con una demanda de una cantidad equivalente en la actualidad de ocho mil dólares.

Desde luego que no supe con quién me metía pero fui recomendado por un “amigo” y que al mismo tiempo me recomendó a la persona que me hizo el daño, ¿Quién era esta persona? Pues su prima y como tal pensé que al haber un parentesco con mi dizque “amigo”, pensé que todo estaba bien, fatal error.

Para ser más directo, esta mujercita que es la que me hizo la vida de cuadritos, fue (en ese tiempo, ahora no sé que será de su vida) estafadora numero uno de un centro comercial callejero, donde se comercia con mucho dinero, ya la conocían ahí pero yo no y ni siquiera me imaginaba de qué era capaz.

Todo empezó con un negocio que a simple vista era el mejor que había hecho y por tal le pagué, ahora cuando me di cuenta que no era lo que había comprado reclamé como cualquier persona lo habría hecho, el cual no fue de su agrado pero que estaba dispuesta a devolverme mis cheques que le había entregado.

El error que cometí fue entregarle la mercadería con el cuento que mañana me entrega mis cheques, algo que hasta ahora no regresan (30 años) por esta razón esta mujer se sintió tan ofendida, que me metió en problemas con otras dos personas millonarias en el comercio nacional que si no fuera por mi reputación y buenos abogados, el problema hubiera sido peor.

El punto es que de tanto que le reclamaba con toda educación por ser mujer, hasta recibí amenazas de muerte y no contenta con eso un cierto día recibí una notificación de un comisario, para que me acerque para aclarar un denuncia, algo que por instinto no acudí y fue un verdadero amigo que se acercó, el cual fue detenido que en buena hora que no fui.

Todo se aclaró con documentos de identificación y mi amigo salió pero la pregunta era, ¿Por que una denuncia si no había hecho nada? Como no hice caso vino la demanda de parte de una señora que no conocía, por lo tanto ya sospechaba de parte de quién venía ese problema.

Esto me costó tiempo, dinero que tuve que pagar a un buen abogado, perdí clientes y de paso perdí la mercadería que supuestamente había pagado, esto sin contar que la policía me buscaba y hasta se paraban fuera de mi casa, con el cuento que era muy peligroso. Claro que en ese tiempo cualquier pelafustán podía hacer esa clase de acusación y sin pruebas. Ahora ya no es así.

Esto duró mucho tiempo que no pude trabajar, mi familia que en ese tiempo apenas tenía una hija muy pequeña pero de igual, si no trabajaba no había dinero para mantener. Estuve tan presionado emocionalmente que al recibir la noticia que ya estaba todo ganado, sentí como un peso enorme se me quitaba de mi espalda.

Ahora viene la pregunta, ¿Por qué una persona puede hacer mucho daño? Y miren que ni siquiera la conocía. Esto solo como un ejemplo porque en la vida hay muchos casos y hasta peores como es el caso de un hijo que a pesar de tener 44 años, todavía era hijo de papi y mamí.

Este señor por no decir otra cosa, hizo de todo en contra de sus padres, desde drogarse, robarles, escándalos en la calle, agresiones contra ellos abusando que la edad de los dos pasaban de los 80 años, por el último hasta le decía al padre que tanto defendía a ese hijo (malcriaba en todo sentido) “¿Cuándo te mueres viejo que quiero mi herencia?”.

Esas palabras hicieron que este señor caiga en depresión espantosa de terror porque sabía que el hijo lo quería muerto, el miedo que sentía no era por él, era por su esposa que ya habían cumplido 60 años juntos, este señor tenía temor que su hijo le haga algo a la madre, y esto fue lo que lo mato.

Cuando estaba agonizando (según los que estuvieron al lado de su cama) lloraba porque no quería morir estando ella con su hijo, pero se murió con llanto en los ojos. Este hijo, hasta ahora hace de las suyas. Una vez entró en la casa y se llevó todo hasta la bacenilla y se declaró inocente cuando todos en el barrio lo vieron.

¿En la pareja hay maldad?

En este tema es lo que se ve y se oye a diario ya que la maldad está desde una agresión física como emocional, abuso, maltrato, rechazo después de que ya no le interesa, engaños y de paso manipulación. En total de cualquier forma se puede hacer daño a la pareja, en la que lleva la mayor parte es la mujer.

Con esto no digo que siempre es la mujer la que recibe todo el daño, porque también hay hombres que forman parte de los afectados por maltrato de las mujeres, que abusando del sometimiento de su marido o pareja hace de todo y sin opción a que le reclamen, porque ahí empieza el infierno para el hombre de la casa.

Como se habrán dado cuenta, el mal está en todas partes ya sea de una forma como de otra pero está, ahora, ¿Por qué funciona así? En cierto modo sé que a lo que se teme, es lo que más rápido llega, esto es que si su vida ha sido de maltrato por sus padres, quiere que para su hijo no sea así.

Esto justamente es lo que hace el comienzo del daño en especial si la persona que quiere evitar, que su hijo sufra igual como él sufrió, lo que hace es darle todo lo que cree que puede aliviar su dolor de la carencia posible, pero lo que en realidad lo que hace es suplir el dolor propio.

Ahora, ¿Qué quiere decir suplir el dolor propio? Esto es que en su interior mental no ha sanado ese dolor, tristeza o sufrimiento por la vida que tal vez no entendió en su momento, lo que indica que en algunos casos los padres hacen lo que pueden, que por su mala cabeza, llevan una vida de pobreza material.

Esta pobreza que por cualquier razón no afectaría o solo en su medida, si es que el padre puede educar a su hijo-a con valores personales, algo que si le servirá cuando él tenga a su propio hijo-a. Lamentablemente son ellos mismos los que desvían a los hijos por mal camino, ¿De qué forma?

Esto puede empezar por quejarse de la vida que llevan aunque no se den cuenta que solo es su mala decisión, estas quejas es escuchadas por sus hijos-as que sumado a sus gestos, lo toman como algo nefasto. Dan clara muestra de envidia hacia los que tienen medios para sus compras materiales.

Que de igual son vistas por sus hijos-as de una forma como si fuera algo normal el envidiar a los demás, que sin querer esto es aprendido de la mejor forma que si así lo hicieran con las materias estudiantiles, serían los mejores sabios en matemáticas, ciencias, química o cualquier materia de estudio.

Ahora, como el padre pasó por todo esto y no quiere que su hijo-a pase por lo mismo, le da de todo hasta lo que se imagina sin darse cuenta que es él el que se está llenando por la carencia que vivió, al punto que el hijo-a cree que el mundo le pertenece y que debe ser atendido por todos para que él se sienta bien.

Lamentablemente esta sensación de sentirse grande sin serlo, hace que al no ser atendidas sus necesidades o botar las que ya no le interesan sin que nadie le diga algo que contradiga su decisión, crea y está bien convencido que para que eso sea a su gusto, hará lo que esté bien aunque sea solo para él.

Por esto es que llegan al extremo de hacer daño con la justificación de que son ellos los afectados y que para evitar ese supuesto daño, reclaman, lloran, maltratan, agreden, roban, estafan, engañan en las relaciones íntimas, rechazan las que ya no le interesan sin pensar en la otra persona e incluso, algunas personas llegan a matar.

Hay casos de personas que por su mala vida que ha llevado, sin que para esa persona esté en su consciente como un mal, se dedican a hacer daños a los demás como es el caso de los ataques que han sufrido niños en escuelas, universidades y hasta personas mayores en los empleos, que por desgracias siempre hay un resentido de la vida.

Estas personas que hace daño a los demás, no creen que es porque así crecieron, con dolor, maltrato o burlas hacia ellos, pero cuando están ante alguien que es vulnerable, lo detectan como una persona fácil para molestar, porque para ellos no es ataque, solo diversión y no se dan cuenta que es un desquite que hacen contra alguien que está indefenso.

El daño que se siente
Por qué una persona puede hacer daño

Igual como ellos estuvieron en su momento, indefensos ante los que lo maltrataban, que en su gran mayoría son sus mismos padres, que desde luego nunca lo ven así. No es fácil darse cuenta de lo que se está padeciendo porque está en su inconsciente.

Ahora que pasa cuando alguien que ha sido presa de una persona que infringe daño a los demás, de pronto esta que hace de victima, reacciona con valentía ya sea por consejos o porque entendió que depende de él y que el que le ha visto la cara, es bien cobarde porque no ataca al que sabe defenderse, el atacante se asusta igual como si estuviera viviendo lo mismo que le hacían cuando fue niño.

Que en resumidas cuenta, al ver que hubo testigos o que la persona que creía débil, ya no lo es, simplemente no lo vuelve atacar y es posible que se haga amigo aunque es raro que pase. Con esto se ha roto una cadena de atentados personales ganando al mismo tiempo una elevada autoestima.

Sé que no es fácil el reaccionar pero para que lo pueda hacer, debe ver a su enemigo como lo que es, un cobarde y esto es para todas las clases de abusos que una persona pueda tener en su vida, desde hijos a padres, padres a hijos, seudos amigos o con sus parejas, piensen que la vida es como uno lo quiere que sea, no como nos la dicen o quieren que sea para el beneficio de otros.

En conclusión: ¿Por qué una persona puede hacer mucho daño? Esto nace desde su niñez que por una mala educación de sus padres o los que forman su entorno, crea una persona superficialmente agresiva aunque no lo parezca, capaz de cualquier cosa siempre y cuando el beneficiado sea el que hace el daño.

Vídeos muy buenos
Has clik arriba

Muchos datos de interés en mi canal


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *