Qué estoy haciendo mal en mi relación

Lo malo en la pareja que está pasando por una crisis, es que nunca se preguntan, ¿Qué estoy haciendo mal en mi relación? Esto se da porque siempre entre ellos juega el papel de quién es más que el otro o desconocen con quién se han metido.

Cuando una relación de pareja va mal, siempre habrá una victima que por lo general, es el que demostró debilidad ante alguien que carece de capacidad de comprensión. El miedo genera debilidad.

Qué hago mal
Qué estoy haciendo mal en mi relación

No voy a negar que pasé por experiencias de este tipo, por lo cual, los resultados no son halagadores y de paso tienden a ser bien nefastos. En esos tiempos, no pensaba en el daño que se podía generar, solo se piensa en uno.

Aunque muchos digan que piensan en la pareja, siempre hay pensamientos personales que le dicen que uno puede hacer esto o aquello, que desde luego no está incluida la persona que comparte su vida.

Por lo general, esto no se lo ve como algo que está atentando contra su pareja, porque esa es la idea, pero el desconocimiento de lo que puede resultar de las acciones equivocadas, es lo que hace que alguien actúe como lo hace.

En esto no se trata de encontrar un culpable ya que los dos que forman la pareja, son personas que actúan por sentido propio creyendo que están en lo correcto, lo que se hace es que cada uno sepa cómo inicia esta clase de conflictos. Claro que hay excepciones pero son muy raros.

Cuando una mujer se da cuenta que está perdiendo a su compañero de vida, lo primero que piensa es que ese hombre le está jugando una mala pasada, sin contar que empieza a imaginarse una serie de acontecimientos que ni si quiera a visto.

Cuando esto sucede al revés, el hombre hace lo mismo solo que en este caso, está mal visto por casi todos porque se considera que el hombre es el engañado. Por lo general, se ve como algo normal que el hombre tenga por ahí su segunda vida.

En todos estos casos siempre se lanza la culpa y los malos actos a las personas que entran en sospecha, pero casi nadie se hace la gran pregunta, ¿Qué estoy haciendo mal en mi relación? Esto pasa porque nadie piensa en sus actos, solo, en los que ejecutan los demás.

Todo acto de abandono o rechazo tiene mucho que ver con la actitud de la (que en este caso pasa a ser la victima)persona que se siente afectada, a menos que la persona con la cual se metió, tenga por trauma emocional, dejar lo que ya no le interesa.

Si el afectado es hombre o mujer, la reacción es la misma, de sorpresa, porque nunca está pendiente de si algo puede pasar con su pareja, en este caso le puede pasar a cualquier persona pero nunca a uno mismo.

¿Cual es el primer síntoma?

Lo primero que suele pasar es que una persona rompe el proceso de vida como lo ha estado haciendo, ¿De qué forma? Empieza a ver diferencias o le molesta lo que hace la pareja, desde luego que tratará de disimular con algo parecido a: “No hagas así”.

Hay casos que de un momento a otro, la persona quiere que su pareja vista de una forma en que no lo hace, esto porque quiere hacer una comparación o puede ser que de la misma forma, cambie su forma de vestir, ¿Por qué lo haría? Porque alguien por ahí le ha sugerido o trata de llamar la atención.

Todo esto como inicio de algo que se viene que tiene mucho que ver, con un cambio de actitud hasta llegar a una separación. Cuando llega a pasar todo se torna gris para el afectado-a sin tomar en cuenta que en el mayor caso, es su culpa.

Ahora cuando alguien encuentra o es encontrado por otra persona y con esto, llega a la unión, siempre es porque busca alguien para tener un apoyo ya sea sentimental o emocional, el cual suponen que esto debe durar para siempre.

Lamentablemente esto no garantiza que sea por siempre porque son muy pocos, los que se ponen en los zapatos de la otra persona, por esta razón, siempre se está esperando algo de ese alguien y que al perder el encanto, deja de darlo.

En muchos casos, la persona cree que ya todo lo tiene seguro y por eso se olvida que la unión es como una planta, siempre hay que regarla. En muchos casos solo basta un pequeño detalle que no por eso, se lo debe hacer como le dé la gana.

Todo tiene un proceso aunque sea sencillo, debe saber hacerlo para que cada vez que la persona que lo recibe, tenga siempre presente que fue usted él o la que lo hizo. Debe tener encanto ya que si no es así, cualquier persona tumba su obra y con eso abre camino para que se vaya.

Con esto no se trata de que alguien esté al lado de una persona por obligación, es para que esa persona sienta que al estar a su lado es lo mejor que le está pasando, debe sentirlo y con ello sentir emoción cada vez que ve que usted llega.

En conclusión: ¿Qué estoy haciendo mal en mi relación? Lo que está haciendo mal es que no presta atención a las señales de pedido de atención, esto produce muchos problemas emocionales a la persona que se lo está pidiendo, aunque no se lo diga con palabras lo hace con actos que no son de su beneficio. Atienda, escuche y sonría con naturalidad.

Vídeos muy buenos
Has clik arriba

Muchos datos de interés en mi canal


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *